domingo, 23 de noviembre de 2014

Jornada del 22 de noviembre de 2014






Xavi es como el petróleo: sabemos que se está acabando pero no podemos encontrar alternativas viables.

 

En una semana una vez más invadida de noticias extra deportivas (una críptica entrevista a Messi en su país de origen dónde de forme deliberada o casual dejaba caer un futuro lejos de la esfera blaugrana), la gran cuestión sobre el futuro del modelo de juego barcelonista (una cuestión infinitamente más crucial que el balance del final de una temporada) sigue sin tener una respuesta satisfactoria.

 

Ayer saltó al campo el que se supone que es el equipo de gala de este año, con la única variante de Rakitic que supongo alternará su titularidad con la de Iniesta. El once culé se benefició de una estructura sólida con Xavi como gran timonel escoltado por Rakitic y apoyado por un Busquets que ayer estuvo en plena forma, atrás Piqué se reconcilió con la afición ofreciendo un partido brillante secundado por Mathieu y Jordi Alba (Dani Alves tuvo escasa participación en el juego lo que supone una buena noticia). Con estos mimbres sólo hacía falta distribuir juego al trío atacante y esperar a que pasaran cosas. Primero vino un gol de falta de Messi que por fin se sacudió de encima ese molesto record que llevaba semanas esperando batir, tras el empate accidental del Sevilla, Neymar desequilibró de nuevo y lo que siguió fue una exhibición del mejor jugador del mundo.

 

Reconfortante triunfo en juego y goles, pero seguimos sin saber qué vamos a hacer en el futuro cuando se acabe el petróleo.   

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Con Zubizarreta como secretario técnico ya podéis encontrar petróleo en La Masía que si no volveréis al carbón.

26 de noviembre de 2014, 12:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal