domingo, 5 de octubre de 2014

JORNADA VI




Algunos lo llaman rotaciones, yo lo llamo a no tener todavía claro qué equipo tiene que ser el titular.

 

De momento tan sólo Neymar y Bravo (en liga) junto con Busquets parecen tener el puesto seguro. De resto Lucho optó esta vez por el dúo Piqué-Bartra en el centro de la defensa con las bandas para Alves y Mathieu, lo del francés de lateral es una solución que muchos habían reclamado teniendo en cuenta que el jugador ya tiene experiencia en ese puesto (recuerdo un partido contra el Valencia donde nos hizo pedazos por la izquierda) y además sus indecisiones en defensa no resultan tan peligrosas por ese lado del campo.

 

En la zona ancha se reprodujo el histórico trío Xavi-Iniesta-Busquets que tanta gloria nos dio en el pasado dejando esta vez fuera al hasta el momento imprescindible Rakitic. Por delante los también habituales Messi y Neymar a los que en este partido se unió Munir. Me gustaría pensar que todos estos cambios no se deben a la presión del entorno mediático ni a la de algunos jugadores con peso en el vestuario pero estaría faltando a la verdad.

 

Lo cierto es que la variante funcionó, el equipo careció de la ya comentada indecisión en su juego y dominó el encuentro contando además con la fortuna de dejar sentenciado el partido en el segundo tercio del tiempo reglamentario sin que el resto del encuentro tuviera otro interés que ver si podíamos aumentar la ventaja, algo que no se consiguió por muy poco.

 

Tonificante triunfo en un campo complicado (¿hay alguno que no lo sea a estas alturas?) aunque resulta inquietante comprobar que básicamente se está volviendo al esquema de juego de toda la vida, ese al que le quedan los días contados por una simple cuestión de naturaleza humana. Veremos cómo evoluciona este fenómeno.    

2 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues igual estirando la naturaleza humana os da para ganar la Liga de este año. Vuestro final de ciclo va a durar más que un culebrón venezolano.

Afortunadamente no fui a Mestalla. Vi hasta que fallamos el penalti en una cafetería perdida en la provincia de Teruel rodeado de valencianistas prototípicos. Cómo me jode perder contra el Valencia, y más así, regalando dos goles (o tres) y fallando el penalti que nos metía en el partido.

Y sabía que echaríamos de menos a Courtois. Pero no pensé que extrañaríamos tanto a Diego Costa.

6 de octubre de 2014, 13:22  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Casillas está haciendo bueno a Raúl.

10 de octubre de 2014, 8:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal