domingo, 24 de agosto de 2014

HOY EMPIEZA TODO


Empieza la temporada de verdad y empieza también el nuevo proyecto encabezado por Luis Enrique tras la mortificante experiencia de la 2013/2014.

Las novedades recorrieron en este debut todas las demarcaciones del campo, no podemos apreciar las bondades de la incorporación de Claudio Bravo al equipo porque podemos decir que no tuvo el más mínimo trabajo, en cuanto a la defensa vimos a un Mathieu que estuvo afortunado en el corte y que incluso se atrevió a adelantar su posición en los primeros compases.

En el mediocampo ausencia de Xavi Hernández, una tónica que posiblemente se repetirá tanto o más que el año pasado, lo que nos permitió presenciar un partido entero de Rakitic lo que tácticamente hablando supuso lo más interesante de la noche: el jugador croata no es desde luego alguien que pueda suplir a Xavi (llegamos al a conclusión hace tiempo que tal cosa es imposible) pero sí alguien cuya movilidad por amplias parcelas de la zona ancha y su capacidad para desempeñar las variadas tareas que requiere jugar en esa demarcación (ya sea cortar un contraataque, recuperar un balón o hacer una asistencia de gol, tres cosas que hoy ha hecho el ex sevillista) garantiza que el resto de mediocampistas del equipo (que por lógica deberían seguir siendo Iniesta y Busquets) sigan desempeñando sus tareas habituales y que Messi pueda dirigir el ataque.

Hablando de Messi, una serie de circunstancias médicas y dentales hicieron que el argentino debutara en este liga acompañado de los canteranos Munir y Rafinha, el segundo no pudo apenas destacarse en nada, el primero en cambio dejó excelentes sensaciones por su sentido para moverse en el área combinando rapidez y clase.

Pero fue Messi la gran estrella de la noche, la pulga ocupó una posición central en el ataque lo que le permitió combinar con Iniesta y asistir siempre que pudo a sus dos escuderos además de marcar dos goles y dejar unas sensaciones muy prometedoras en cuanto a ganas y compromiso con el juego. De todos modos resulta todavía muy arriesgado sacar ninguna clase de conclusión de un partido tan sencillo y con un rival tan flojo como el Elche. Dejémoslo en que el equipo ha dado sensación de estar muy conectado con el juego, con mucha presión y recuperación y sensación de rapidez. Veremos como sigue evolucionando porque creo que todavía no hemos visto al verdadero equipo de esta temporada.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Efectivamente, ayer empezó todo dado que este año la Supercopa tenía menos importancia que cualquier torneo veraniego. De todas formas ya hemos ganado lo mismo que el Barcelona el año pasado y el Mandril hace dos. ¿Somos o no somos un equipo grande?

Y si Messi da miedo el Barcelona da miedo.

Nosotros, esta noche. Hablamos.

25 de agosto de 2014, 5:49  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ya hemos demostrado qeu juntos podemos evitar que el Madrid gane la liga ¿no es eso lo que queremos por encima de todo?

25 de agosto de 2014, 7:45  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Bueno, hemos empezado la temporada como la terminamos: sin jugar mucho, con el equipo armado y esperando que caiga un gol en alguna jugada aislada. El año pasado salió, pero ya nos conoce todo el mundo y la prensa ya nos ha tomado la matrícula. El año pasado el Cholo era gracioso. Este año es el enemigo público número uno. Y no nos van a pasar ninguna.

26 de agosto de 2014, 9:33  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal