lunes, 22 de septiembre de 2014

Jornada IV


Los resultados siguen ocultando un equipo en pleno proceso de búsqueda de un nuevo sistema de juego en la época post-Xavi en la que ya estamos empezando a entrar, hasta ahora la poca entidad de los equipos contra los que nos hemos enfrentado dejaba la posibilidad de ocupar un centro de campo con el que no estamos haciendo realmente nada, a la ya señalada ausencia de Xavi se une el hecho de la poca relevancia que en los partidos que llevamos están teniendo Busquets e Iniesta, como si las incorporaciones de los activos (e invasivos) Rakitic y Mathieu (que por cierto sigue poniendo la piel de gallina con sus meteduras de pata) les estuvieran quitando protagonismo. A esto se une el hecho de las fugas temporales de Messi que parece una vez más dispuesto a auto dosificarse jugando todos los partidos y descansando un poco en cada uno de ellos.

 

De todos modos fue el propio Messi el que decidió que la broma había ido demasiado lejos al colocarse en la posición de  tres cuartos de campo y comenzar a distribuir el balón en ataque. El astro argentino parece satisfecho con la idea de ir atrasando su juego y ejercer más de dinamizador que de realizador, y por lo visto no parece que tenga ningún problema de momento en dar más asistencias que aumentar su ya casi insuperable casillero. Además por fin la añorada asociación Messi-Neymar parece empezar a dar sus frutos y cada uno de los miembros de dicha asociación parece también tener asumido su papel.

 

Precisamente de un pase de Messi vino el primer gol a cargo de Neymar, luego la pulga provocó un penalty que sorprendentemente falló y más tarde un misil de Rakitic dejó el partido encarrillado y en un estado perfecto para que Luis Enrique siguiera con sus experimentos (mucho mejor que en un partido de Champions ¿no Mister?) al incorporar a Sandro y Sergi Roberto.

 

Así cayeron tres goles más (del mencionado Sandro, de Pedro que bien que lo necesitaba el canario al que con mucho dolor y cariño me atrevería a recomendarle que empiece a buscar equipo para la próxima temporada y del propio Messi que redondeó así una actuación de diez).

 

Líderes invictos e imbatidos y dispuestos a afrontar un nuevo partido de entre semana contra otro equipo correoso.

 

Quizás es días veamos por fin un buen partido además de una nueva victoria.     

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Me parece que al Levante no le ampara nadie.

No jugaréis bien, pero los equipos flojos contra vosotros siguen siendo flojos. Contra nosotros parecen el Milán de Sacchi, y no es tanto por mérito suyo.

Y el Valencia da miedo.

Y Ancelotti sienta a Casillas. ¿Por qué? No, Ancelotti. Titular de por vida. A la Selección que no vuelva, pero en el Madrid eterno.

Y si tenéis que ganar, que sea enterrando el fantasma de Guardiola. Luis Enrique es corredor, entre otras cosas, y eso une.

23 de septiembre de 2014, 12:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal