sábado, 23 de octubre de 2010

Jornada VIII


Comprendo el pensamiento porque a mí también me pasa. Me refiero a que la parroquia culé (repito que yo incluido) se comporta en ocasiones como marcianos que hubiesen venido a la tierra en la temporada 2008-2009. Y el fútbol no es eso, el fútbol es mucho de lo que se ha visto hoy en la Romareda. Lo otro fue una excepción que duró más de lo que la lógica balompédica acostumbra. Y de lo que se trata es de meter tres puntos al zurrón y marcharse a casa a comer yogur.

Entre las múltiples variantes que Pep suele adoptar para suplir la ausencia de Xavi hoy optó por invertir las posiciones de Messi e Iniesta, al argentino lo colocó en la posición de media punta y al albaceteño como extremo. El experimento funcionó de forma variable durante la primera parte porque si bien Messi dominó bastante la demarcación que hoy le tocó en suerte, en cambio Iniesta no consiguió mucho rendimiento por su izquierda y es que en el fútbol de hoy resulta muy difícil jugar por banda con profundidad cuando no se está contragolpeando, por eso las penetraciones desde la posición de extremo que tanto reclaman algunos casi nunca son posibles. De todos modos y aunque el juego no maravillaba estaba claro que con un rival tan débil como el Zaragoza (no recuerdo ni una sola jugada de peligro de los maños en todo el encuentro) la ausencia de centro de campo clásico no resulta un hándicap tan elevado como en otro tipo de partidos. Dicha ausencia fue suplida además de por Messi por un dúo formado por Busquets y Keita, dos jugadores que por cierto hoy no tuvieron su mejor día, a ellos se añadió Piqué que en ocasiones hizo recordar la ya poco habitual figura del líbero por las muchas veces que subió el balón hacia posiciones de ataque llegando incluso a la zona de los interiores.

Aunque no se estaban viendo grandes cosas al menos el equipo no transmitió las desagradables sensaciones del pasado encuentro de Champions ni de los últimos partidos de ligar jugados en casa y no se puede hablar en esta ocasión de pájaras ni en la primera ni en la segunda parte. El gol vino después de una gran jugada de Villa que arrastró a toda la defensa local dejando sólo a Messi que batió con frialdad al guardameta zaragocista,

Se llegó al descanso sin más hechos dignos de mención y nada más comenzar la segunda parte las escasas opciones del Zaragoza de intentar al menos un empate se vinieron abajo cuando Ponzio se auto expulsó tras una agresión a Alves, vale que el brasileño exageró el piñazo pero lo mismo hizo Gurpegui hace algunas jornadas, entonces nos tocó a nosotros jodernos, hoy les tocó a ellos.

Con el partido casi en el bolsillo Guardiola corrigió posiciones cambiando a Pedro por Iniesta, una variante afortunada porque al poco rato un pase del canario provocó una serie de rebotes que llegaron hasta Messi que volvió a no perdonar. Lo que quedó del encuentro fue ya un mero trámite que se aprovechó para hacer jugar a Thiago (el canterano regaló al menos dos grandes pases) y Bojan, y sobre todo para tratar de que Villa supere ese pequeño bache de goles que padece el fichaje estrella del Barça. No pudo ser hoy tampoco pero yo personalmente no estoy preocupado, sigo pensando que la locura en la que el fútbol se ha convertido estos últimos años no justifica que se hable de crisis porque un delantero lleva tres o cuatro partidos sin marcar y además el asturiano es un tipo duro que no se vendrá abajo con facilidad, los goles llegaran.

En definitiva trámite resuelto con solvencia y ahora a garantizar el pase a la siguiente fase de Champions en el encuentro de entresemana.

4 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

Creo que entre semana es Copa. Pero no me extraña la confusión viendo el grupo que tenéis en Champions :P.

Nosotros 6-1 y de momento me tengo que tragar lo de que iba a ser como con Capello. Esperemos que dure.

23 de octubre de 2010, 14:30  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Será como el año pasado. Quicir que durará hasta que visiten el Camp Nou ;:D

23 de octubre de 2010, 21:58  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Me parece que ya habéis apretado el acelerador los dos. Tiene toda la pinta.

24 de octubre de 2010, 7:49  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues nada, perdimos en Villarreal, en cuya área se han establecido los Latin Kings, la Camorra napolitana y hasta Bin Laden, dado que ahí dentro existe impunidad absoluta.

25 de octubre de 2010, 1:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal