sábado, 11 de septiembre de 2010

Jornada II

Comentábamos la semana pasada que el hecho de que el Barça se adelantara nada más comenzar el encuentro, unido a que el equipo alineaba una defensa irregular, impidió que nos hiciéramos una verdadera idea de lo que va a ser el equipo titular este año.

Tampoco podemos decir que el equipo que saltó al campo hoy nos permita hacernos esa idea aunque ya hemos visto cómo reaccionamos cuando las cosas van mal dadas.
Al menos el equipo de hoy nos sirvió para contemplar con más amplitud dos de las tres incorporaciones de este año (a Villa le conocemos de sobra).

Me gustó bastante Mascherano aunque necesito verle jugar con Xavi por delante, pero aparte de eso el argentino se mostró totalmente ajeno a la timidez con la que algunos recién llegados se incorporan a sus equipos, movió el balón con sentido y que yo sepa no cometió ningún error. Tuvo mala fortuna en la jugada de la tarjeta amarilla lo cual creo que condicionó su sustitución.

En cuando a Adriano lo cierto es que apenas reparé en él en la primera mitad, sin embargo no cuajó una buena actuación en la segunda, cuando las condiciones del encuentro le obligaron a hacerse más visible, y se dedicó a controlar mal la pelota y a insistir en un tipo de jugada (los balones centrados por alto hacia el área) que casi nunca suelen ser una alternativa valida para nuestro equipo. En este partido al menos el fichaje sevillista dio la sensación de tener los mismos fallos que Alves pero careciendo del empuje y el carisma de su paisano, hoy incluso parte del público ha perdido la paciencia con él, esperemos que mejore.

Comentando ya el partido de forma general hay que decir que las bajas en la alineación titular podrían ser lógicas teniendo en cuenta el “virus Villar” que ha atacado con especial encono la pasada semana pero el problema no es que tal o cual partido no lo juegue Xavi, el problema es qué hacer para sustituirle. No tenemos un jugador que le pueda sustituir (ni en nuestro banquillo ni en el Universo entero) y la solución en esos casos es retrasar la posición de Iniesta y adelantar un poco la del medio centro. Lo cierto es que de este modo el de Fuente Albilla queda navegando a dos aguas porque ni termina de ser un sustituto de Xavi en su posición ni puede dedicarse con tranquilidad y libertad al ataque lo cual resta recursos ofensivos.

De todos modos en los primeros compases del encuentro nada hacía presagiar lo que sucedería después ya que el Barça había tomado el control del partido desde el primer minuto, cortando cualquier intento del Hércules por conservar la pelota y moviéndose con autoridad por toda la zona próxima al área visitante. Lo único que extrañaba un poco era la ausencia de oportunidades de gol. Como se señaló antes, la posición intermedia de Iniesta no le permitía centrarse en el ataque y Messi desde la banda no lograba conectar con Villa ni tampoco con Bojan. El Hércules se defendía con orden pero aun así yo estaba convencido de que, modificando algunas posiciones y haciendo algunos cambios el gol llegaría.

Lo que llegó en cambio fue el primer tanto del Hércules, producto de una jugada confusa en la que suelen cae las defensas a las que no se exige demasiado (como la nuestra, algo lógico porque la mayor parte del tiempo lo que estamos es atacando). Nada que objetar, un gol tonto pero que tuvo la virtud de desquiciar al equipo de tal modo que, al tiempo que persistía la sensación de poca profundidad, el Barça ya no parecía controlar el partido con tanta efectividad como antes.

Se llegó así al descanso con la sensación de haber tirado 45 minutos. En esta ocasión Pep no aguardó para hacer unos cambios que la lógica reclamaba, primero Xavi por el sancionado Mascherano con objeto de recuperar el centro de gravedad del equipo y segundo Pedro que sustituyó a un Bojan que, a pesar de las muchas oportunidades que se le han dado, sigue comportándose como un cadete.

Ambos jugadores hicieron lo que pudieron, especialmente Pedro al que considero el mejor de este desgraciado encuentro, pero el segundo gol herculano, a los trece minutos de la reanudación, dejó la inquietante sensación de que no íbamos a poder con el partido. A propósito del 0-2 hay que comentar que, si bien el primer gol visitante se puede achacar a la mala fortuna, en el segundo se pudo ver la escalofriante imagen de Maxwell y Abidal “huyendo” del jugador que efectúa el pase que al final rematará Valdez (con z), esto ya no es mala pata sino mala técnica. Que vuelva Puyol cuanto antes.

Repito que la sensación era de que la remontada no sería posible, sobre todo porque el Hércules hizo un partido defensivamente impecable e incluso contraatacó con peligro y de no ser por su poca (en esta ocasión) puntería y por los aciertos de Valdés (con s) la derrota podría haber sido de esas que se recuerdan mucho tiempo.

El equipo lo intentó de todas maneras posibles, Iniesta y Pedro cayeron por banda tratando de conectar con Villa y Messi trato de llevar a buen fin alguna de sus celebradas irrupciones en diagonal. Nada funcionó y al final se llegó a un justo 0-2 que repito que podemos decir que fue un resultado demasiado corto.

¿Conclusiones?, tenemos que recuperar de una vez la defensa titular y hay que buscar mejores alternativas para cuando Xavi no pueda jugar. Mientras tanto seguiremos sin haber visto al equipo jugar con la alineación que consideremos definitiva. Ahora a levantarse rápido que viene la Champions.

6 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Y luego jugáis contra el líder. Lo malo es que el Kun no creo que esté.

Lo siento por vosotros, pero cuando me enteré que el Hércules había ganado en el Nou Camp me entró la risa.

Y nosotros bien. Ahora Barcelona, Mestalla y Sevilla. Como salgamos enteros de estos tres partidos sólo el cielo sabe hasta dónde podemos llegar.

12 de septiembre de 2010, 14:07  
Blogger SisterBoy ha dicho...

A mí ya me da igual lo que hagan con nosotros, yo sólo quiero que le ganen al Madrid o al menos que les empaten cuando juegen en el Bernabeu.

12 de septiembre de 2010, 14:19  
Blogger Deckard ha dicho...

Parece que lo del Kun fue un susto. Espero que el Atleti siga líder el lunes...

13 de septiembre de 2010, 11:13  
Blogger Deckard ha dicho...

Le entró la risa dice, ahora que no está Raúl se nos hace madridista, al tiempo.

13 de septiembre de 2010, 11:13  
Blogger El Impenitente ha dicho...

A mí las mocitas madrieñas siempre me han gustado mucho.

Y dime que no es gracioso que el Hércules gane en el Nou Camp. Y es que estoy tan crecido que...bueno, paso a paso.

13 de septiembre de 2010, 13:15  
Blogger Deckard ha dicho...

A mí me lo dijo mi padre por teléfono pero no me lo creía. Y claro que me dio risa, lo normal.

14 de septiembre de 2010, 3:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal