sábado, 14 de agosto de 2010

Primera sangre



Por una concatenación de errores (llamémoslo así por que en el caso de que no lo fueran tampoco se puede hacer nada para solucionarlo) que abarcan a toda las partes implicadas (Federación, seleccionador y nuestra propia planificación) el Barça se enfrentó al Sevilla en su primer partido oficial sin muchos de sus jugadores habituales, abarcando dichas ausencias desde la portería hasta la delantera.

Las bajas forzaron pues una alineación anómala que ni siquiera permite valorar el comportamiento y el sistema del equipo que defenderá los colores este año. Así pues tampoco vale la pena extenderse sobre un partido que se controló durante la primera parte (destacando un Ibrahimovic que sirvió un pase genial y firmó un gol habilidoso) en la que no se sufrió demasiad y que en la segunda mostró la baja forma inevitable en el principio de temporada y la poca calidad de la línea media en relación con los titulares. Repito que no vale la pena valorar la nefasta actuación de Abidal en el centro porque es dudoso que vuelva a ocupar esta demarcación (salvo que se repitan las circunstancias que han marcado el partido de hoy) así como la, una vez más, floja actuación de Bojan porque con el fichaje de Villa y la progresión de Pedro (a lo que se une la cada vez más cercana permanencia de Ibrahimovic) el canterano seguirá siendo un sustituto-revulsivo también para casos de emergencia.

Que quede pues este partido de ida como lección para que, si es posible, podamos evitar en el futuro encarar un torneo sin nuestros imprescindibles y también para que el equipo se concentre durante la próxima semana en tratar de remontar este mal resultado. Será pues en el partido de vuelta, cuando estén los que tienen que estar, cuando de verdad podamos apreciar las virtudes o defectos del equipo titular. Lo peor que puede pasar es que se pierde el título que menos interesa de esta temporada por más que por fortuna este equipo nos haya acostumbrado a que perder se haya convertido en algo extraordinario. Hasta el próximo sábado.

5 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Confieso que, después del Mundial, estoy sumido en un sopor en el que todo me da igual. De vez en cuando levanto un poco la cabeza para ver la foto de las holandesas y creo que abriré un ojo el día de la Supercopa de Europa. Mientras tanto me centro en Federer (ayer palmó. Mecagontó), en el Europeo de atletismo y en qué ciudad de España da la máxima y cuál la mínima de temperaturas. Así que el domingo que viene, cuando te lea, me enteraré de quién ganó la Supercopa, siempre y cuando no vea a Del Nido con su sombrerito, pues entonces se me afilará el colmillo y se me marcará la vena en el cuello. Ahora que no tengo a Raúl (¡vuelve, por favor. Vuelve!) he de buscarme sucedáneos.

16 de agosto de 2010, 1:30  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Hombre pues no creo que te falten sustitutos, yo con Marchena y Albelda tengo de sobra, lo que pasa es que tampoco les queda mucho :(

16 de agosto de 2010, 2:56  
Blogger Vargtimen ha dicho...

Como dices, hay poco que analizar del partido del sábado porque difícilmente el Barça se verá en una situación similar este año.

Por otra parte, si el año pasado ya nos quejábamos de que la plantilla era corta, éste aún lo es más. Es probable que suban al primer equipo Dos Santos, Thiago, Muniesa, Fontás o el tal Oriol Romero, pero aún así me mosquea la cabezonería de Pep en no fichar. Vamos, que a nadie le amarga un Mascherano.

16 de agosto de 2010, 16:14  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Yo me había hecho ilusiones con Ozil "ojos de rana" como consuelo por la fracasada contratación de Cesc.

16 de agosto de 2010, 16:19  
Blogger Vargtimen ha dicho...

Pues parece que lo ha fichado el Madrid.
Sinceramente, espero que esos ojos huevones de hipertiroideo desbocao le hagan caer en muchos fuera de juego esta temporada.

:P

17 de agosto de 2010, 13:24  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal