domingo, 1 de marzo de 2009

JORNADA XXV



Hablemos claro. Aquí el problema no es que el Barça esté bajando el pistón, ya se sabía que en algún momento eso podía pasar y además empatar fuera con el Betis y perder contra el Atlético de Madrid (sabiendo que es frecuente que los partidos contra este último equipo se conviertan en una puta locura como ha ocurrido hoy) es algo admisible. Repito que lo inadmisible es lo que pasó hace una semana, esos tres puntos que se perdieron de forma incomprensible es lo que más daño está haciendo al equipo.

Pero repito que el problema no es ese, el problema es que el Real Madrid lleva diez partidos seguidos ganando y nadie parece capaz de cortar esa progresión (con lo que se deduce que la semana que viene los merengues le pasarán por encima a los colchoneros). Yo no había visto ningún partido de los blancos desde que cayeron derrotados en el Camp Nou pero sí vi el que jugaron contra el Liverpool y el de ayer y en ambos casos no presencié nada que justifique esa racha, el de ayer en concreto me pareció un partido penoso. Pero como se suele decir dentro de siete años sólo se recordará esa impresionante racha que cada vez acerca más el fétido aliento blanco a nuestra nuca.

Pero analicemos primero el partido de hoy. La alineación, como viene siendo costumbre, se vio alterada por lesiones y sanciones varias. En el medio campo esta vez Gudjosen era el elegido para acompañar a los habituales Xavi y Touré. Quizás Guardiola pensó que el dúo Touré-Busquets en el centro de campo no era el más adecuado y se podría estar de acuerdo con eso siempre y cuando se buscara una alternativa mejor y durante una buena parte del encuentro no pareció que la elegida lo fuera. Gujdonsen se pasó la mayor parte del tiempo errando pases y perdiendo la pelota y para colmo falló un gol clarísimo. Lo cierto es que cuando adelantó un poco su posición en la segunda parte mejoró su actuación dando un excelente asistencia de gol a Henry (tenía de nuevo la opción de tirar pero me supongo que pensó que si volvía a meter la pata más le valía no volver a Barcelona) y otro pase de mérito a Etoo que en esta ocasión no llegó a nada bueno.

En la defensa dúo de centrales formado por Puyol y Márquez con Silvinho en banda. El brasileño no aportó mucho en ataque y pareció superado en defensa y el mexicano volvió a demostrar que no es un defensa con garantías cuando juega muy cerca del área, se pasó toda la primera parte jugándosela innecesariamente con detalles de técnica que resultan muy “cool” en las botas de Henry pero que ponen los pelos de punta cuando a sus espaldas sólo queda Valdés. De un despiste suyo vino el primer gol del Kun.

Mucho antes de eso el Atlético de Madrid había comenzado el partido disputándole claramente el centro de campo al Barça adelantando su defensa y presionando la salida del balón. Fruto de esa presión vinieron dos claras ocasiones de gol, una de ellas injustamente anulada tras otro desesperanzador fallo de Valdés (ya no vale la pena cargar contra él, es el portero titular y lo seguirá siendo hasta final de temporada momento en el que habrá que plantearse con más calma de qué manera proceder con su caso).

Las cosas no pintaban muy bien sobre todo porque una vez más el equipo parecía carecer de un líder que le guiara: Xavi no quiere ser ese líder, Touré no tiene condiciones para serlo y Messi consciente de su bajón de forma prefiere dosificarse manteniéndose en posiciones adelantadas. Una vez más se sigue notando la falta de Iniesta. De todos modos el partido se puso de cara cuando Henry marcó el gol que llevaba intentando conseguir sin éxito durante toda la temporada y cuando al poco tiempo Messi se introdujo por entre la defensa atlética (unas autenticas madres durante todo el partido, lastima que no se pudo aprovechar más esa circunstancia) y puso el cero dos en el marcador.

Sin jugar bien el Barça parecía imponer la calidad de su delantera y si el partido se hubiera calmado un poco quien sabe si hubiera terminado con una nueva goleada azulgrana pero al poco tiempo Forlan redujo distancias con un tiro fuera del área en el que quizás Valdés pudo hacer mucho más de lo que hizo, que fue nada.

Con la incertidumbre de nuevo en el marcador el partido estaba de nuevo a expensas del acierto de las dos mejores delanteras de la liga. Para nuestra desgracia Gudjonsen, como se ha dicho, falló en un mano a mano contra el portero y Messi después de otra gran internada hizo lo propio.

Así se llegó al descanso tras el cual el Barça salió con los colchoneros ya más atrasados y con el Barça tratando de enfriar el partido, en ese momento se volvieron a perder ocasiones clarísimas de gol por parte de Etoo que cometió el error de hacer lo que nunca debe hacer un delantero centro (y mucho menos un delantero centro como él): pensar. Inmediatamente después fallo de Márquez y gol del Kun. A partir de ahí de nuevo la locura con oportunidades por ambas partes que falló el Atlético y transformó el Barça con un Henry más frío que el hielo. Después nuevo fallo de Etoo ante el portero (en el rechace Messi tampoco acertó) y al poco tiempo penalti de Henry (sinceramente creo que sí fue al igual que también lo fue uno anterior no pitado de Márquez sobre el Kun) que transforma Forlan.

Con el corazón en la mano y tal como estaban las cosas el empate a tres no era mal resultado, incluso podría considerarse un resultado justo pero a los pocos minutos lo que sucedió es que un nuevo contraataque rojiblanco terminó en el gol de la victoria de nuevo a los pies del Kun Agüero. Todavía podían haberse salvado los muebles en una nueva ocasión de Henry pero Leo Franco salvó milagrosamente. Final del partido.

Un encuentro marcado por una batalla titánica en el centro de campo y dos defensas inoperantes lo que se traduce en un partido en el que se tenían que imponer las delanteras y la de ellos resultó ser más efectiva que la nuestra. Eso es todo.

Nos espera una semana bastante dura, los nervios (que por increíble que parezca no estaban del todo calmados con una ventaja de doce puntos) van a empezar a hacer presa en la afición y en la prensa. Esperemos que esto no afecte a los jugadores ni tampoco al entrenador al que se podría objetar la falta de cintura a la hora de hacer los cambios de no ser porque sinceramente no parece que hubiera nadie en el banquillo capaz de tener una actuación decisiva en este partido. Y este ha sido otro de los problemas que nos han llevado a esta situación.

Lo único positivo es que seguimos viviendo de la impresionante renta de la primera vuelta aunque el seguro de desempleo cada vez es más reducido, el colchón ahora es un manta de lana no muy gruesa. Pero aún así seguimos arriba y con cuatro puntos de ventaja y tenemos que aferrarnos a eso, lo peor es que esos ocho puntos perdidos en tres partidos nos hace despilfarrar una ventaja que daba la oportunidad de llegar con garantías a la recta final de la liga. En estas circunstancias el duelo contra el Real Madrid de esta segunda vuelta se perfila como decisivo cuando hace dos meses se hacían absurdos cálculos sobre si el Madrid nos haría o no el pasillo.

9 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

Básicamente el cambio del Madrid es jugar ordenado y con Lass barriendo al contrario todas las pelotas que puede. Creo que nos han metido dos goles en esos diez partidos.

Hoy me ha tenido el Atleti con el alma en un puño porque tiene una defensa denunciable, empezando por Pablo que me parece que sería suplente en cualquier equipo de colegio. Luego cada fuera de juego que tiran deja enganchado a algún defensa con lo que he estado al borde del infarto en cada ataque del Barca. Y en los tuyos parecía que todos habían dimitido y les han dejado la papeleta a Puyol y Gudjonsen que para bien o para mal son los únicos parecían querer hacer algo.

Bueno pues 4 puntos y a esperar que os de una tiritona.

1 de marzo de 2009, 13:18  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Quizás va siendo hora de cambiar a un 4-2-2 con Marquez incorporado en el centro de campo y un Xavi más volcado en el ataque como media punta.

Aunque suene a perogrullada en este deporte se trata de marcar más goles de los que te marcan y de nada vale tener una delantera de lujo sí tu defensa (portero incluido) se dedica a regalar lo que estamos regalando.

Sigo creyendo que la situación no es deseperada, sólo necesitamos por ejemplo que el Atletico le empate al Madrid (supongo que eso sí lo podreís hacer ¿no Impenitente?) y ganar nosotros en casa para que la cosa se ponga a seis puntos.

1 de marzo de 2009, 13:28  
Blogger Vargtimen ha dicho...

Qué vida más perra. Más les vale ponerse las pilas y dejarse de miedos y ansiedades.

Desde luego Gudjohnsen en el centro no ofrece muchas garantías. La defensa parece que vive en un perpetuo carnaval y Valdés, bueno, lo de Valdés es caso aparte.
Debe estar enamorado o algo así. La primavera, qué sé yo. Sólo espero que lo de este mes de Febrero haya sido un lapsus y lo olvidemos pronto, que seguimos cuatro puntos por delante.

1 de marzo de 2009, 15:10  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Gudjonsen sería tolerable con un 4-4-2 (antes me equivoque y puse 4-2-2) pero en un equipo de tres centrocampistas es un carga demasiado pesada.

Ya que tenemos que tenerle le dejaría para hacer aquello para lo que en un principo se le trajo, esto es hacer de Larsson. Ya te digo que al menos cuando se incoporó al ataque hizo cosas de valía.

Sigo pensando que es un bache pero ya llevamos tres semanas de peste. ¡Con lo bien que se vivía a doce puntos!

1 de marzo de 2009, 15:14  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Si no le ganáis al Atleti es que, de verdad, tenéis problemas. Y serios.

Yo, no os voy a engañar, estoy más contento que unas castañuelas. Estamos tan ávidos de alegrones que un partido así te tiene tres días taquicárdico pero dando botes. Casualmente, los alegrones los solemos tener con vosotros. Con los vikingos nos entra no sé qué canguelo que ni el colegio psiquiátrico de Viena sería capaz de solucionar. ¿Que si podemos ganarle al Madrid? Son tan malos como nosotros (o peores) pero, no sé. Espero ver al Atleti ganarle al Madrid antes de morirme. Y con Guti y con Raúl en el campo.

La defensa del Atleti es de chiste. Pero de chiste. Aunque la vuestra tampoco es de manual. Y lo que hace Puyol en el cuarto gol sigo sin entenderlo.

Y, por respeto, no contaré lo que hice cuando marcó el Kun, aunque el principio de afonía que tengo puede dar alguna pista. El sábado que viene me gustaría quedar completamente afónico.

Y el Valencia se desangra.

2 de marzo de 2009, 1:28  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Eso es lo que me fastidia, que le damos vidilla a todo el mundo y que luego los que hacen partidazos contra nosotros se arrugan frente a la merengada. Yo es que miro la clasificación y veo que los dos únicos equipos (obviando lo de ayer que es más lógico) que nos han ganado están respectivamente últimos y penultimos se me caen los huevos al suelo.

No recuerdo lo que hace Puyol en el último gol del Kun porque sinceramente en ese momento ya tenía la vista nublada.

Sólo les pido que empaten en el Bernabeu.

2 de marzo de 2009, 5:30  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ah se me olvidaba. Lo del Valencia tiene pinta de ser un "no cobramos-no ganamos". Supongo que será también la opinón mayoritaria en la tierra de los flores, de la luz y del amor

2 de marzo de 2009, 6:01  
Blogger Deckard ha dicho...

Pero entonces en la primera vuelta se dejaban ganar por el Barca y se dejaban los huevos con el Madrid, ¿no?

Yo lo que he visto en los últimos partidos es que la presión de antes no existe, antes no dejabais el balón al contrario y ahora pueden tocar sin problemas. Si además se ha juntado con las pájaras de Valdés y fallos en defensa no necesitas más.

2 de marzo de 2009, 11:46  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Sí es la opinión mayoritaria pero acompañada de improperios y exabruptos. Y las perspectivas no son buenas.

2 de marzo de 2009, 12:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal