domingo, 23 de diciembre de 2007

Jornada XVII



Después de gastar energías durante una semana con estupideces de que si juega este o aquel (estoy por pensar que el mister sembró las dudas a propósito sólo para tantear la reacción de la prensa y protegerse un poco ante una eventual derrota con un “ustedes querían que lo pusiera”) finalmente el Barça saltó al campo con la alineación más lógica lo que incluía a Deco y Ronaldinho. Por más dudas que suscitaran está claro que este era un partido para ponerlos y esto era un consenso general en la parroquia cule.

El partido empezó muy trabado con continuas pérdidas de balón, faltas y un gran barullo en el centro del campo, aparte de que Mejuto Mojamuto hizo lo suyo por enredar la cosa. El Barça no estaba funcionando bien en estos primeros compases, de los tres jugadores que en teoría formaban la delantera dos de ellos (Ronaldinho e Iniesta) estaban muy lejos de las posiciones de ataque y tenían que atravesar una muralla blanca para conseguir progresar, la misma muralla que envolvía a Etoo que estuvo inédito durante esta y durante casi todas las posteriores fases del partido.

Durante los primeros treinta minutos la cosa continuo igual, el Barça no creaba peligro por el contrario el Madrid con una buena colocación y un mejor sentido del juego se había quedado en dos ocasiones a las puertas de dar un susto y sólo la posición antirreglamentaria de sus jugadores lo había evitado. En este momento Iniesta tomó por fin la dirección del ataque y empezó a moverse bien entre líneas con un par de buenas asistencias, en combinación con Ronaldinho y Etoo, y un tiro a puerta. Casillas volvió a ser providencial.

Y fue en ese momento cuando parecía que el Barça comenzaba a asentarse en el juego cuando llegó el gol del Madrid en otra combinación que esta vez salió bien. Quizás Baptista le ganó la espalda con demasiada facilidad a Márquez (por eso el mexicano no me gusta como central) y quizás Valdez estaba un poco adelantado pero la verdad no parece que se hubiera podido hacer otra cosa con otros jugadores en el campo. Lo bueno que tiene el Madrid es que siempre juega igual y siempre juega a lo mismo, lo que estaba pasando parecía un calco de su encuentro con el Osasuna del otro día: el Madrid se dedicaba a controlar el partido sin nervios y sin perder la concentración hasta que llevaba a cabo un contraataque letal que liquidaba al contrario. No pasó nada más y llegó el descanso con la desagradable sensación de que muchos cules (incluyéndome a mí) hubieran firmado el empate en ese mismo momento. una prueba de lo bien que se le ponía el partido a los blancos.

El comienzo de la segunda parte demostró esta predicción pues el Madrid se encontró con una situación ideal: seguía controlando el partido, desarbolando el desordenado ataque blaugrana en el centro de campo y en el borde del área y contragolpeando con peligro con lo que el 0-2 andaba más cerca que el 1-1 con el que, repito, yo me hubiese conformado.

Empezaron los cambios y ni en ese tuvo suerte el Barça. Después de que un irrelevante Deco fuese sustituido por Giovanni se lesionó Pujol (esperemos que no de gravedad) y Rijkaard tuvo que sacar a Zambrotta dejando ya sólo la opción de Bojan o la de Henry, se inclinó por el primero pero dudo mucho que el segundo hubiera podido arreglar las cosas. El único que podía hacerlo se había roto una semana antes. Quizás lo único bueno de dicha lesión era la oportunidad de comprobar como se las arreglaba el Barça sin él. Y se las arregla muy mal porque nadie parece (con la única excepción del incansable Iniesta que sí trató de echarse el equipo a los hombros y que fue una vez más el mejor jugador local) ser capaz de asumir el liderazgo que tiene el argentino.

Aun así se dispusieron de algunas oportunidades que hubieran podido aliviar un poco la debacle pero ni esto hubo suerte. Buen partido del Madrid que mereció la victoria.

El Barcelona tenía la ocasión de acabar el 2007 a un solo punto del líder y con una buena marcha en Champions pero ahora vuelven las dudas. Lo peor no es la derrota, lo peor es comprobar es menos equipo que el Madrid puesto que sigue dependiendo en demasía de la presencia /o disposición de sus jugadores ya que no parece tener un sistema estable de juego. Y lo más peligroso no son esos siete puntos sino caer en el pesimismo y dar por perdida la liga cuando queda un mundo y cuando todavía puede voltearse la situación (¿no fue la temporada pasada un triste ejemplo de esto?) pero para eso hacen falta muchas cosas, en primer lugar creer que es posible, tanto los jugadores como los aficionados. De resto no se me ocurre nada.

8 comentarios:

Blogger Doc Moriarty ha dicho...

Pues sí. Ains...

Ayer yo tambien vi el capítulo de Mejuto Mojamuto.


Nui!

24 de diciembre de 2007, 0:38  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Mejuto estuvo mal, se tragó unas faltas increibles pero ni siquiera tenemos el consuelo de poder echarle la culpa. Yo sinceramente no vi penalty en lo de Ronadinho. Vamos que Mejuto Mojamuto es sólo otro arbitro cegato.

24 de diciembre de 2007, 0:53  
Blogger Doc Moriarty ha dicho...

Sí, sí, estoy de acuerdo.

Gracias por no poner el resultado en la foto del post.

24 de diciembre de 2007, 2:14  
Blogger Deckard ha dicho...

Pues con la ayuda del Español jornada redonda y a pasar las navidades contento.

Sin Messi el Barca solo tiene la chispa de Iniesta al que Rijkard se empeña en desplazar a sitios donde no hace daño, cosa que celebramos los rivales.

La proxima jornada el Barca fuera y el Madrid en casa a ver si la cosa se estira un poquito más.

24 de diciembre de 2007, 10:09  
Blogger adam brown ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

24 de diciembre de 2007, 17:13  
Anonymous vargtimen ha dicho...

Mejuto no veía ninguna falta en las inmediaciones del área de los merengones.
Aparte de eso, el tiempo y el espacio son algo relativo. Por eso se puede pitar el final 1 minuto antes y santas pascuas.

De todas formas cuando un equipo no domina el centro, no crea ocasiones, solo busca una banda, no tiene jugadas de estrategia, mete un gol cada 90 corners y cuando juega fuera de su casa va paseando, hay que echar a la calle al entrenador, que no sirve ni como tecnico ni para poner orden.
Y feliz año.

25 de diciembre de 2007, 10:58  
Blogger Zar Polosco ha dicho...

No he visto en el blog de los comentarios borrados el comentario borrado.

Y feliz año. De fútbol no hablo. Quise hacerlo, pero Fernández Borbalán me expulsó.

1 de enero de 2008, 13:49  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Oh el comentario suprimido era un simple spammer ni siquiera merece que se le recuerde en el blog basura :)

Pero hombre que lo de Aguero fue un claro piñazo

1 de enero de 2008, 23:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal