domingo, 14 de diciembre de 2014

JORNADA DEL 14 DE DICIEMBRE


Partido lamentable en el que prácticamente no se puede destacar a nadie, en esta visita Luis Enrique puso en el campo una alineación más “clásica” que de costumbre con la única ausencia destacada de Neymar por lesión, pero el equipo fue desactivado por una defensa implacable y sólo fue capaz de crear peligro en virtud a un par de faltas tiradas por Messi (que en el resto del encuentro se mostró muy confundido y además bastante lejos de la zona de peligro), el resto consistió en un estéril dominio y en un más estéril aún surtido de tiros desviados o estrellados contra la defensa, una impotencia que se tradujo en los últimos compases del partido en una serie de pases largos hacia la nada, como si se tratara de cualquier equipo vulgar que trataba de pasar el trago metiendo balones a la olla.

 

Nuevo tropiezo que pone en cuatro la desventaja con un Madrid que parece imparable y que se convierte en una barrera más psicológica que real (no doy la ligar por perdida, no soy de esa clase de cules) que tendrá que ser superada con armas igualmente psicológicas.

3 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

El Madrid depende de sí mismo :P

14 de diciembre de 2014, 15:54  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Me sumo al desánimo, más en cuanto parece que, a partir de ahora, jugar en el Calderón para nosotros no será una fiesta sino un problema. De todas formas, el Madrid tenía la Liga ganada el año pasado, perdió en casa con vosotros y luego fue a Sevilla. Y no.

Y Luis Enrique no es gracioso.

16 de diciembre de 2014, 0:49  
Blogger SisterBoy ha dicho...

En el aspecto público Luis Enrique es lamentablemente más mourinhista (adora la polémica por encima incluso de la victoria) que guardiolista (que detestaba la polémica).

17 de diciembre de 2014, 5:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal