domingo, 20 de abril de 2014

Born again

No recuerdo cuando fue la última vez que afronté un partido del Barça con tan poco interés por el resultado. Pese a ello buen partido donde además nos acompañó de nuevo la suerte que nos había sido esquiva, el equipo recibió bien la variante de jugar sin las pesadas cargas del inánime Cesc y el empanado Neymar. Messi parece haber encajado las críticas de forma positiva. Lastima que posiblemente siga siendo tarde para salvar la temporada....o quizás no.

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Quizá no. Queda mucho y estamos todos en un puño. A nosotros cada partido nos cuesta un mundo. A veces pienso que somos como el Valencia de Benítez. Desde fuera yo estaba entonces convencido que sacaba todos los partidos. Ahora que estoy dentro cada balón que llega a nuestra zona de tres cuartos a mí me dan taquicardias.

Y yo estaba convencido que pinchabais con el Athletic.

Por rematar la final de Copa, cada vez estoy más convencido de que a Neymar lo fichó Florentino. Ya se ha ido al Mundial el tío.

21 de abril de 2014, 7:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal