domingo, 30 de marzo de 2014

Parakeet who fly, parakeet to the casserole


La visita de ayer se anunciaba como la más difícil de las que quedaban hasta el final de liga, ya habíamos comentado que ese tipo de disquisiciones es absurda cuando resulta que la principal cagada de esta temporada había tenido lugar precisamente en una salida de las calificadas como fáciles.

 Al margen de esto hay que decir que el partido de ayer no fue bueno pero eso ya era algo que todo el mundo esperaba con un rival siempre correoso y encantado de complicarnos la vida tenga o no ellos algo en juego, así que volver a plantear los problemas del equipo, los que se han evidenciado a lo largo de la temporada, no tiene sentido porque es demasiado tarde para solucionarlos a corto plazo, ahora se trata de ganar y mantener la sagrada autodependencia que nos había sido arrebatada.

Ayer se saltó al campo con Iniesta en el banquillo en virtud de las inevitables rotaciones ante el gran compromiso del martes, esta circunstancia motivó que Messi tuviera que retrasar su posición dado que la ausencia del manchego mezclada con la ya habitual inacción de Cesc hacía que el equipo necesitara más un medio volante que un delantero puro, además teníamos a Xavi y Busquets por lo que el vacío del centro del campo del partido previo no se reprodujo. Por delante Neymar prosigue con su penosa y lenta progresión para intentar recuperar la confianza de la afición, algo a lo que no contribuyó fallando algunos remates a puerta claros incluyendo uno increíblemente claro.

 Por lo demás repito que un partido duro y bronco (que no violento) que se resolvió en la recta final en virtud de un penalty tras unas claras manos de un defensa españolista (lo de la involuntariedad o no queda como siempre como una polémica sin solución posible) que fue transformado por Messi con su sangre fría (o ausencia de sentido de la presión debido a su peculiar personalidad) habitual.

Los otros dos equipos que disputan el título cumplieron con sus compromisos, especialmente el Atlético que tenía también una salida complicada en un partido que incluso llegó a ir perdiendo y que remontó por compromiso, juego, cojones y por contar en sus filas con el que posiblemente sea el último gran ariete clásico de nuestros tiempos. Pronto nos enfrentaremos a él.

4 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

El cortometraje ya lleva dos semanas en cartel. Incluso ha sido premiado en el prestigioso festival de San Mamés.

Diego Costa cualquier día aparecerá muerto acribillado a balazos y machetazos y la policía archivará el caso porque se tratará de un accidente.

Al Barcelona no le van a pintar un penalti en los próximos cinco años. Se los están pitando todos este año por adelantado.

Eso que le sale a Neymar de la parte superior del tronco y con lo que controla el balón se llama brazo.

El sábado que viene en el Calderón jugamos contra el Villarreal. Allí estaremos, mi crío con su camiseta y yo con mi bufanda.

Nos vemos el martes.

Y no sé yo si terminaré vivo esta temporada.

30 de marzo de 2014, 4:03  
Blogger SisterBoy ha dicho...

1. Esperemos que el "incidente Costa" tenga lugar antes de los tres partidos que tenemos frente a él.

2. Los penaltis fueron justos

3. Los brazos de Neymar son demasiado escuchumizados para entrar en las leyes de la física.

4. Mientras estemos a distancia de tiro de la colchonería no me disgusta que ganen así que suerte el día del Villareal

5 Nos vemos el martes y no te quejes de tus nervios ¿o acaso prefieres esos años en los que a mitad de temporada ya no había nada que hacer?

30 de marzo de 2014, 4:45  
Blogger SisterBoy ha dicho...

1. Esperemos que el "incidente Costa" tenga lugar antes de los tres partidos que tenemos frente a él.

2. Los penaltis fueron justos

3. Los brazos de Neymar son demasiado escuchumizados para entrar en las leyes de la física.

4. Mientras estemos a distancia de tiro de la colchonería no me disgusta que ganen así que suerte el día del Villareal

5 Nos vemos el martes y no te quejes de tus nervios ¿o acaso prefieres esos años en los que a mitad de temporada ya no había nada que hacer?

30 de marzo de 2014, 4:46  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Los penaltis que son justos son los que hace Mascherano. Se los pitarán cuando fiche por el Nápoles.

A mí me gusta ganar como el Bayern ha hecho este año en Liga. Y te has equivocado con lo de a mitad de temporada. Ha habido años que en septiembre ya estábamos defenestrados. Y puestos a preferir, tal vez lo prefiera. Pero eso no quita que sufra y me queje.

30 de marzo de 2014, 12:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal