domingo, 16 de febrero de 2014

JORNADA XXIV









Las rotaciones fueron ayer las de Mascherano por Puyol, por motivos sentimentales (no veo otros que respondan a la lógica) y Xavi por nadie (se ha decidido con razón que no hay ningún jugador  de la plantilla que pueda sustituirle y por consiguiente se juega a otra cosa cuando no esta él).

El equipo tuvo la suerte de encontrarse con un gol tempranero en una de esos movimientos horizontales con tiro a media distancia con los que Adriano suele regalarnos de vez en cuando, aquello relajó el ambiente y así, ayudado por añadidura por la forma de jugar del Rayo (me parece a mí que la anécdota de arrebatar la posesión del juego al Barça en el partido de la primera vuelta se les subió un poco a la cabeza a los vallecanos) el equipo se encontró con un partido muy cómodo  con Iniesta cargando con el peso de la ofensiva del equipo y combinando con Messi al tiempo que Cesc se dedicaba a hacer lo que mejor sabe: convertirse en una isla solitaria dentro del juego  de ataque hasta que consigue conectar una de sus esplendorosas asistencias de las que ayer sirvió al menos dos. Por las bandas se desplazaban Alexis y Pedro en ocasiones apoyados por laterales o interiores. El partido estaba totalmente dominado (si exceptuamos unos minutos de confusión defensiva que provocaron alguna situación de peligro que afortunadamente fueron atajadas con solvencia por Valdés), las ocasiones se sucedían y el único problema residía en esa frustrante sensación de estar en un partido que debía haber ido al menos 4-0 y que sólo se mantenía con una corta ventaja de un gol, por fortuna al filo del descanso Messi puso el 2-0 en el marcador y ahí supongo que terminó todo.

La segunda parte fue un paseo que permitió a los otros dos delanteros titulares del equipo marcar su gol y que Messi igualara el record de Raúl, al final la cosa terminó con la guinda de la vuelta al césped de Neymar que, tras algunos movimientos confusos producto evidentemente de su ausencia de varias semanas, dejó uno de esos golazos que motivaron su fichaje.

El equipo encadena así dos partidos que han dejado las mejores sensaciones de la temporada y llega en plena forma para enfrentarse al primer gran reto de dicha temporada, me encantaría que por añadidura también lo hiciera en igual de plena forma en defensa pero esa batalla ya está perdida este año, la duda será la alineación inicial que supongo contará con Mascherano en la posición de central y con Xavi en el medio campo si damos por hecho que Messi e Iniesta serán fijos supongo que el resto del ataque estará formado por Pedro o Alexis acompañados de Cesc y con Neymar empezando el partido en el banquillo.

Para terminar dos notas extra deportivas que sin duda nos torturaran hasta que llegue otra vez el fútbol que nos interesa, una es la del bailecito que se marcaron Neymar y Alexis tras el último gol. Yo no creo que ese gesto pueda interpretarse como un menosprecio al equipo contrario, fue en nuestro campo y además era más bien una muestra de alegría por la afortunada vuelta al ruedo del delantero brasileño, opino que lo que ha ocurrido es simplemente que nos revienta que un jugador de un equipo rival marque gol independientemente de cómo lo celebre, es l oque me pasa con CR7 que cada vez que marca hace un millón de gilipolleces aunque ninguna de ellas las he interpretado nunca como una falta de respeto hacia nadie.

El otro asunto hace referencia al desgraciado incidente de ayer en el que un aficionado arrojó un artefacto lacrimógeno al campo del Villareal, unos hechos que algunos intentaran  relacionar con el mecherazo del otro día para conformar una distorsionada visión de nuestro fútbol aunque a mí me resulta evidente que ambos son sucesos extraños e impropios de la situación de dicho fútbol en la actualidad

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Jornada de transición. En nuestro caso la última por un tiempo, pues ahora hemos de ir a Pamplona y a Vigo y entre medias recibimos a los vikingos. Y luego el Milán. Vamos a estar entretenidos.

El Rayo es un equipo comodísimo. Apenas defiende, no te da una patada y como este año no tiene ni a Michu, ni a Piti, ni a Diego Costa ni a Baptistao, pues tampoco te mete un gol. Y todo el mundo lo alaba y lo pone de ejemplo. No me extraña. Y se va Segunda sí o sí.

Respecto a lo de las celebraciones, mi crío tiene un juego para la Wii, creo que el FIFA dos mil algo. Tiene la opción de crear un jugador y determinar sus características. Entre las mismas figura cómo va a celebrar los goles. Tan importante es saber si es zurdo o diestro como sí hace más o menos el gilipollas cuando marca. A mí, personalmente, no me gustan las tonterías, y ponerte a hacer bailecitos al marcar un seis a cero, por mucho que hayas pasado, demuestra lo que eres. Pero no creo que haya nada más inútil que ponerte a enseñarles educación a Neymar y a Alves.

Respecto a lo de los gases lacrimógenos, eso lo ha hecho un perturbado. Y lo de tirar el mechero lo ha hecho un gilipollas. Son casos aislados, pero no son iguales.

17 de febrero de 2014, 4:03  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal