lunes, 10 de febrero de 2014

JORNADA XXIII







En la apretada pugna por el liderato el pasado fin de semana el Madrid no falló, el Atlético sí (si esta pequeña mala racha corresponde a la pronosticada bajada de brazos colchonera de todos los años ya se verá), al Barça le tocaba ganar a su vez el partido de Sevilla para recuperar el factor psicológico del liderazgo.

El encuentro no comenzó demasiado bien, el equipo volvió a verse afectado por la inconsistencia y la escasa tensión competitiva de los ultimos encuentros y por añadidura tuvo que disputar su partido en un terreno muy mojado que hacía casi imposible cualquier cosa que no fuera combinar en corto, algo que de todos modos se nos da (o se nos solía dar bastante bien). El problema es que fueron los sevillistas los que lograron cuajar una combinación rápida de pases cortos que, ante el apollabobamiento de la zaga culé, terminó en gol.

Lo peor no fue eso sino que por momentos los locales tuvieron al Barça contra las cuerdas y, en medio de nuevas imprecisiones de la zaga personalizadas sobre todo en Piqué, estuvieron a punto de aumentar el marcador a su favor lo que posiblemente hubiese sido irrevocable.

Una acción a balón parado (y en claro fuera de juego todo hay que decirlo) terminó en gol de Alexis, algo que trajo algo de tranquilidad a un partido que empezaba a ponerse dramático, en ese momento por fin apareció el factor desequilibrante de Messi que, junto con el concurso de Iniesta que fue sin duda el mejor del encuentro después del argentino, consiguió remontar el resultado y tras la reanudación aumentarlo hasta dejar un 1-3 que terminó de tranquilizar al equipo que jugó sus mejores minutos y que incluso terminó de liquidar el partido con un nuevo gol de Cesc.

Ni la situación de la tabla clasificatoria, ni el estado del terreno de juego ofrecián espacio para florituras ni para futiles discusiones sobre estilos de juego en una liga que presuponemos se va a disputar hasta el  último partido a cara de perro y con el cuchillo entre los dientes. Lo mejor la reacción del equipo y la vuelta de los mejores Messi e Iniesta, lo peor la defensa.    

4 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Triple empate y quedan dieciséis jornadas. La Liga empieza ahora pero, al menos en sensaciones, no es así. Sirva que estuve más pendiente del partido del Bilbao que del vuestro. Yo no confío en que estemos hasta el final. Salvo que, visto el efecto Luis Aragonés contra la Real, safrifiquemos a un mito antes de cada partido. Sólo entonces tendremos opciones. Porque cada vez jugamos menos al fútbol, hace falta que a Diego Costa le claven un machete entre las cejas para que le piten una falta y que nos partan tibia y peroné para que le saquen tarjeta al rival. Y luego tenemos a Aranzubía de portero suplente. Toda una garantía.

Y hoy se cierra el primer acto de nuestra caída. Ayer me tocaron bastante las pelotillas con un chiste de un comunicado de Apple pidiendo disculpas por la saturación de iCloud por todos los colchoneros que se estaban bajando de la nube. Pues eso. Hoy, menos nube.

11 de febrero de 2014, 6:01  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Pues yo tengo otro chiste colchonero. Cerezo recibió un Goya por su corto "Los líderes" :)

11 de febrero de 2014, 7:52  
Blogger Deckard ha dicho...

Es que lo de la nube es verdad. Un compañero colchonero me decía "A dos partidos es imposible ganar al Atleti".

13 de febrero de 2014, 5:35  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Bueno, lo era. Yo no tenía claro quién iba a pasar. Pensaba que iba a ser algo parecido a la Supercopa contra el Barcelona. Pensaba que le teníamos la medida tomada al Madrid y que los años en que os reíais un día sí y otro también de nosotros tardarían en volver. Cinco a cero. Bien.

Por poner vendas, aparte de que, por ejemplo, Neymar y Messi cobran entre los dos más que toda la plantilla del Atleti, al Barcelona se le han lesionado Neymar, Iniesta, Messi o Jordi Alba y ahí están. Al Atleti se nos ha lesionado Filipe Luis y es el fin del mundo. En cuanto veo por el campo a los Sosa, Aranzubía, Insúa, Adrián o Cebolla me conformo con no bajar.

Y ya tenéis vuestra final. Ya puede la prensa babear a gusto.

13 de febrero de 2014, 6:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal