domingo, 1 de julio de 2012

IO STAVO CON XAVI!!!!

Ayer por primera vez en toda la Eurocopa se vio el juego que se esperaba que hiciera España y que España quería hacer desde el principio, con lo cual queda zanjado (bueno digamos que al menos durante unas siete semanas) ese atorrante debate sobre el estilo de juego de la selección, en resumen que todos pudimos ver que lo que “fallaba” no era ese estilo propiamente dicho sino su plasmación en el terreno de juego debido al cansancio físico y mental de algunos jugadores y al hecho de que otros mostraban ya ciertos indicios de declive en su carrera profesional.

Pero ayer no se vio nada de eso, ayer no había nadie cansado ni en baja forma, ayer salió bien todo lo que antes había salido no tan bien: Silva parecía venir de un descanso de siete partidos y el gran Xavi que, según sus propias palabras, no había conseguido hasta ese momento dejar su impronta en la competición consiguió liberarse del confuso papel que tenía asignado y mostró su faceta más atacante coronada por dos asistencias de maestro (sinceramente creo que debió llevarse el galardón de mejor jugador del partido).

 Contra todo este arsenal Italia fue aplastada, aniquilada, arrasada de un modo tan integral como no se había visto posiblemente desde la final del Mundial de México 70 que la propia Italia perdió contra uno de los mejores equipos de la historia. Ballotelli no se enteró de nada, Cassano apenas pudo hacer algunos desmarques antes de retirarse a la tienda de oxígeno que debe tener escondida en su banquillo, el gran Pirlo quedó aislado entre una pléyade de centrocampistas pequeños y talentosos y defensas enormes y amenazantes: resumiendo, los italianos no tuvieron ninguna oportunidad. Cierto es que se vieron afectados por una temprana lesión y luego posteriormente reducidos a diez cuando Motta se rompió en la segunda parte, pero sinceramente creo que muy pocos pondrán en duda que incluso con todos sus jugadores al cien por cien la diferencia con lo que al final sucedió hubiera sido escasa.


Y luego los goles claro, extraordinario el primero con ese pase irreal de Iniesta que recogió Cesc el cual, cuando ya sonaban en sus oídos las imprecaciones de los comentaristas de Tele 5 por no haber tirado a puerta, se sacó una asistencia que el renacido Silva mandó a una galaxia de distancia de las manos de Buffon. Y qué decir del dos a cero, para mí el momento en el que Xavi y Jordi Alba se coordinaban para que el segundo recibiera el pase exactamente en el punto límite del fuera de juego es sin duda uno de los más espectaculares que se han visto este año dentro y fuera de la Eurocopa.

 Al acabar el primer tiempo tenía la misma sensación que en la semifinal Italia-Alemania: esto se había terminado. Hubo un intento de reacción al principio del segundo tiempo, materializada en la única oportunidad italiana que surgió de las botasde Di Natale pero fue un espejismo, la ya mencionada lesión de Motta certificó la defunción alpina y el resto fue marear la perdiz y redondear el resultado con dos tantos más que bien pudieron ser siete.

 Triunfo en goles y en juego y confirmación de la pasmosa realidad de que la selección otrora hazmerreír del mundo se ha convertido en la autora de una hazaña jamás conseguida por equipo nacional alguno (sólo la gran Alemania de los setenta estuvo cerca). Si bueno, también está lo de “Paquito el chocolatero” sonando en la tribuna y Sergio Ramos dando capotazos pero ¿qué le vamos a hacer?, somos los amos del balón pero nunca seremos gente con clase.

No sé que sucederá ahora, se me hace difícil pensar que la leyenda continúe y que en el 2014 volvamos a asombrar al mundo pero ¿de verdad alguien se imaginaba hace justo cuatro años que íbamos a conseguir lo que hemos conseguido hoy? Ni Manolo el del Bombo jarto de Valdepeñas. Teniendo en cuenta la media de edad de la Selección posiblemente sólo Xavi (¡ay!) lo tendrá difícil para llegar a esa cita y ahora mismo sólo se me ocurre la Argentina de Messi o el Brasil de Neymar (y eso sólo porque juega en casa) como los únicos combinados nacionales que podrían salirnos al paso.

 En fin me retiro a ver el pasacalle y la posterior celebración (que posiblemente volverán a dar un poquito de vergüenza ajena) no sin antes dedicar unas últimas palabras al Seleccionador Vicente del Bosque. Sigo sin entender el doble pivote y sigo sin saber qué pinta Arbeloa en este equipo pero hay que reconocer que el Marqués de Salamanca ha sabido mantener su criterio contra viento y marea ignorando el desagradable runrún que ha martirizado a la Roja desde el primer partido, y lo ha hecho además manteniendo siempre la sangre fría y ese espíritu contemporizador que nos llevó a todos a pensar que ayer iba a ser Fernando Llorente el delantero que cerrara la participación de España en la Eurocopa. Así que como despedidad baste decir: ole sus bigotes Mister Potato.

7 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Creo que hay alguna italiana que es más guapa que Xavi.

Pues nada, campeones de nuevo. Y sigue siendo algo fabuloso.

De la final, pues que así da gusto. Yo sufrí por tradición, por los siglos de desconfianza acumulados. Se rompió Motta (lo cual era previsible. Dos años creo que estuvo en el Atleti y no sé si llegó a jugar diez minutos) y se acabó todo.

Viendo la carrera de Alba en el segundo gol yo le mandaba a Londres. Hay cierta conmoción en el atletismo pues Yohan Blake le ha ganado a Usain Bolt en cien y doscientos en los trials jamaicanos. A Jordi Alba le metes un balón en profundidad y les gana a estos dos.

Y Fernando Torres ha sido proclamado máximo goleador del campeonato. Y esto no es una opinión. Es un dato. Y los goles los marcaron los de la cantera del Atleti y los formados en el principal equipo de mi terreta de adopción. Ese es otro dato. Aquí todos nos colgamos medallas.

Enhorabuena a todos. Somos campeones de nuevo.

1 de julio de 2012, 23:42  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ya puse una maciza italiana en el paritdo inaugural ¡y yo jamás repito maciza en este blog!. Por cierto deberías haber visto las jamonas alemanas que tenía guardadas por si campeonábamos contra los teutones.

Yo ya te digo que había gastado todos mis nervios en la semi contra Lusitania, ayer estaba tan campante, sobre todo cuando vi cómo estaba jugando España desde el principio.

Hoy es un día de celebración, alegría y zapateta así que no hablaremos de Torres :)

2 de julio de 2012, 10:35  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Paquito el Chocolatero es un himno.

Y no mientas que una vez repetiste macizas. Creo que fueron alemanas.

Y confieso que de vez en cuando voy a visitar a las holandesas.

Leyendo tu crónica veo que España ganó dos a cero. Nadie marcó el tercero. Nadie dio el pase del cuarto. Si publicases la foto de los seleccionados contaríamos y nos saldrían veintidós. Stalin estaría orgulloso de ti.

2 de julio de 2012, 23:33  
Blogger Deckard ha dicho...

Ya dije que me daba la sensación de que regulaban durante el campeonato. La final era el último dia de clase, nada que guardar, todos a correr y a jugar a la velocidad de la luz.

Creo que la clave del doble pivote es que Xavi jugue más arriba que el Barça y en la final ha sido el dia que se ha ido por fin al área.

3 de julio de 2012, 1:27  
Blogger Slim ha dicho...

no hables de torres, no, que ya hablamos nosotros por ti.:-)

bueno muchachos si habeis pensado abandonar el mundo blogger no lo hagais porque esta claro que nos leen en las concentraciones y les damos alas desde aquí.

seguiremos en Brasil 2014. no hay tres sin cuatro.

3 de julio de 2012, 7:00  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Impenitente te doy la razón, repeti foto de macizas alemanas no se si voluntaria e involutariamente, ¡no volverá a suceder! de todos modos y como despedida de esta parte no demasiado afortunada de las crónicas (al fin y al cabo este es fútbol y también nosotros tenemos derecho a hacer el cazurro) aquí les dejo este enlace de dónde he sacado algunas de las fotos ilustradoras, como podrán ver estaba perfectamente preparada para cualquier enfrentamiento

http://sonroto2.blogspot.com.es/2012/06/las-chicas-de-la-eurocopa.html

Y ya que me están picando con Torres y pasada la tregua europea sólo diré que el pecoso se ha limitado a marcar dos goles a la selección más floja del torneo y a matar un partido ya ganado y ahora se va a llevar parte de la gloria ¡que injusto es el balompié pardiez!

Con respecto a lo de Xavi yo también estoy de acuerdo en que sólo se destapó cuando se volvó sin miramientos en el ataque, espero que Tito haya tomado nota.

Dos palabras sobre las celebraciones, en primer lugar congratularnos de que AFORTUNADAMENTE no se ha repetido el beso Carbonilla, un detalle simpático cuando sólo se hace una vez, pero ya sabemos cómo nos gusta a los españoles forzar las situaciones que nacieron de forma espontánea (vive Reina), bien por Iker.

En cuanto a lo de ayer bueno qué quieren que les diga, me sigue pareciendo poco presentable que nuestros muchachos se entreguen al bebercio de forma tan notoria y delante de tantos chiquillos a los que después se les prohibirá ejercer el derecho a botellón. Y no hablo de ponerse un poco alegre, Juanfran y Xabi Alonso estaban literalmente como cubas.

3 de julio de 2012, 10:01  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Eso te pasa por ver esas cosas. Tal y como levantan la copa apago la tele. Los mitos deben de ser mitos, y a estos, como a casi todos, en cuanto les pones un micrófono delante y público que les ríe las gracias les sale el pelaje de la dehesa. Y lo de Juanfran no me extraña. A cualquier jugador que se pone la camiseta del Atleti le entra una sed y un ansia de nocturnidad desmedidas. Se ve que los cubatas de rojiblanco entran mejor.

Y viendo las fotos, una pena que la Eurocopa no dure un mes más.

3 de julio de 2012, 23:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal