jueves, 14 de junio de 2012

Give the people what they want







Vicente del Bosque es un hombre que se caracteriza sobre todo por dos aspectos: su capacidad para captar las exigencias de la opinión pública general y su buena estrella.

Esta noche dios muestras de conservar dichas características al saltar al campo con el mismo equipo con el que debutó en esta competición pero variando a Cesc Fábregas por Fernando Torres, encarnación de ese ariete tradicional cuya presencia exigía prácticamente todo el mundo. La jugada le salió a la perfección pues el jugador madrileño se reivindicó con dos goles de pura esencia ofensiva, el hecho de que el resto del partido estuviera a un nivel lamentable es algo completamente irrelevante, la labor de un delantero se mide exclusivamente por los goles que transforma, si marca ha jugado bien si no marca ha jugado mal, Torres marcó y basta.

Del resto del juego colectivo del equipo poco hay que contar pues la calidad del rival al que se enfrentaba (posiblemente el más flojo de toda la competición) impide calificarla con justicia, España se encontró con un gol tempranero que le permitió desprenderse de cualquier urgencia, solventar todo atisbo de reacción verde sin pasar el menor apuro, recuperar la pelota continuamente y merodear por el territorio irlandés con calma y paciencia buscando una goleada que puede tener su importancia a la hora de usar las matemáticas en el último encuentro de esta primera fase. Al final se consiguió una ventaja de cuatro goles lo que permitió incluso dar relevo a algunos jugadores cansados o demasiado revolucionados a la hora de hacer faltas, así como ir dando entrada a hombres que aun no habían disputado ni un minuto.

Sobre la enervante cuestión de si jugar con o sin un 9 de referencia lo cierto es que hoy se vio que contando con Xavi (Hernández), Silva e Iniesta pasándose el balón en pocos metros cuadrados y con las espaldas cubiertas por Xabi (Alonso) y Busquets esa polémica es un asunto menor, creo que con ese núcleo duro de buen juego cualquier delantero (llámese Cesc, Negredo, Torres o Pedro) tendrá al menos un par de ocasiones de marcar un gol, esto es lo que nunca debemos olvidar. El resto del equipo estuvo a un nivel acorde con el de sus compañeros más brillantes, incluso Arbeloa estuvo mejor que el otro día aunque claro teniendo en cuenta lo que había enfrente incluso Winston Bogarde se hubiese lucido.


 
España afronta el próximo partido con cuatro puntos en el bolsillo (lo mismo que Croacia, su siguiente rival), un encuentro que convendría ganar para no entrar en el delicado mundo del triple empate (algo que sucedería si empatáramos con Croacia e Italia venciera a Irlanda, algo que puede suceder perfectamente, sobre todo lo segundo). Supongo que Del Bosque no dará sorpresas y volverá a emplear la doble táctica de sus dos primeros partidos en el mismo sentido que hoy o en el inverso del pasado martes.

Por último no quisiera despedirme sin rendir homenaje a una característica muy típica de todas las selecciones británicas (y soy consciente de que muchos irlandeses me abrirían la cabeza con una botella de Guinness si me oyeran calificarles  como británicos)  que combinan el peor fútbol posible con la mejor afición probable.

  

   

5 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

¡FERNANDO TORRES, LO LO LO LO LO LO, FERNANDO TORRES!

Tenía el comentario pensado, pero no haría más que corroborar lo escrito.

Quizá debiera haber dejado entrar antes a Cazorla y haber metido a Mata, nada más que por hacer un poco de vestuario porque es cierto que Iniesta, Xavi y Silva son y debieran ser intocables. Sacó a Cesc supongo que por tener al lobby culé contento.

Estuve viendo una vez un partido de rugby entre España y Gales. Al final llegué a la conclusión que los galeses van al rugby a cantar y a beber cerveza. En vez de ir al pub, se van al estadio. ¿Son una gran afición? Tienen claro a lo que van. Lo que sucede abajo es la excusa sólo.

Más cosas. A Croacia hay que ganarle y basta. Después que se jueguen las habichuelas italianos, ingleses o franceses, que siempre es divertido.

Por lo demás, dile a tus amigos carroña y carbonilla que se callen y que dejen de decir tonterías. Eso de que todos los goles del Mundial lo marcaron jugadores del Barça vamos a dejarlo. En la temporada 2009-2010 Villa jugaba en un equipo denominado Valencia C.F. Se supone que son periodistas y que deben de informar. Aunque para espectáculo el Paco González (tan superencantado de conocerse y tan gracioso) con las cuentas del empate y la clasificación. Tío, aprende a sumar. Ya sabemos que eres una estrella y que estás por encima de todo, pero hasta una estrella, cuando hace el gilipollas, hace el gilipollas, y más cuando eres un gilipollas.

14 de junio de 2012, 23:32  
Blogger Slim ha dicho...

para mí fue una gozada ver un partido sin sufrir ni un poquito, comentando entre los amigos cuando y quien marcaría el siguiente gol. Por supuesto, me puse la camiseta de Torres y el primer gol me lo dedicó a mí. :-)
Contra Croacia más de lo mismo, por favor. y que no empaten, que no se yo si nos aclararemos con el triple empate y los goles, y habrá que echarlo a cara o cruz.

15 de junio de 2012, 7:24  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Por de pronto los italianos ya tienen la mosca detrás de la oreja porque un empate a dos entre Croacia y España les deja fuera, que gente, cree el macarrón que son todos de su condición.

15 de junio de 2012, 8:44  
Blogger Deckard ha dicho...

En el segundo gol de Torres, ¿cuántos pensaron que iba a fallar?

Los comentaristas son lamentables. Para que van a informar, para eso están los periodistas...

16 de junio de 2012, 1:39  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Yo pensé que iba a fallar :)

16 de junio de 2012, 7:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal