viernes, 28 de agosto de 2009

No hay sexto malo



Llegué sobre el minuto veinte de la primera parte pero por lo que me dijeron no me perdí mucho. De hecho y visto lo que vino a continuación podía haber llegado en el noventa y cinco y podían haberme hecho el mismo comentario.

Partido duro y correoso en medio de un calor por lo visto sofocante, jugado en un patatal, con el equipo aún no muy entonado y contra otro rival autobusero (una actitud contra la que no tengo nada, cada uno se las arregla como puede).

A todo esto se añadía la ausencia del añorado Iniesta que dejaba a Xavi una vez más solo ante el peligro y además estrechamente marcado. Lo más positivo fue que el equipo no se amilanó y con más voluntad que fortuna volvió a demostrar su apuesta por el dominio del balón, la presión (no tan acertada como en otros encuentros y además atenuada por la contra-presión de los ucranianos) y el juego de ataque aunque éste se veía bastante dificultado por los problemas en el centro de campo y también porque arriba Zlatan sigue sin entrar en sintonía con sus compañeros (le note bastante fuera de lugar en muchos momentos del partido) y porque Henry hizo un partido para olvidar.

El único referente era Messi que a pesar de estar tan poco acertado como sus compañeros fue el mejor de los catorce que jugaron (aparte de Puyol y Pique que estuvieron homéricos) y en los últimos compases del partido se echó al equipo a la espalda con la ayuda de Bojan y Pedro que estuvieron bastante más activos que los dos delanteros a los que sustituyeron.

Cuando ya se mascaba un fiasco del estilo del que sufrimos ante el Internacional de Portoalegre hace unos años (cuando fuimos derrotados por un equipo claramente inferior que marcó cuando no había tiempo para la reacción) llegó el gol y el justo premio al esfuerzo (que no al juego) del equipo.

Otro título para el zurrón y el segundo en el que mi paisano Pedro contribuye decisivamente. Que no pare la fiesta

3 comentarios:

Blogger Vargtimen ha dicho...

La verdad es que el partido ha sido un poco coñazo, por lo espeso del juego, el partido poco inspirado de Henry e Ibrahimovic, el planteamiento ultradefensivo de los ucranianos, la intolerable desfachatez de Chygrynskiy de no marcar en propia puerta, etc etc...

Pero bueno, un nuevo título al saco. Yo pensaba que las Supercopas no me importaban mucho, o al menos eso creía hasta que por poco me quedo afónico gritando gol.
Piqué inmenso. Y sobre tu paisano, firmaría ahora mismo para que siga igual en cada final que juguemos, ya sea en España o Europa, como contra el Bilbao o como hoy, entrando como Pedro por su casa hasta la cocina del equipo rival.

En Barça TV Txiqui acaba de decir que están trabajando en una salida para resolverla antes del día 31. ¿Gudjohnsen tal vez? ¿La cesión de algún canterano?

28 de agosto de 2009, 16:01  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Imagina que Chygrinlskfosuy hubiera hecho un penalty escandaloso, lo que nos hubieramos reido

29 de agosto de 2009, 6:19  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Esperaremos a su partido para poder hablar de la Liga, competición en la que el Atlético de Madrid parece no estar centrado pues su objetivo es la Champions. Cuando juegue Champions reservará jugadores pensando en la Copa y en la Copa reservaremos para la Liga. Somos así. Se acaban las vacaciones. Pierde el Atleti. ¿Podría ser peor?

31 de agosto de 2009, 0:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal