sábado, 8 de agosto de 2009

.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues una pena.

De todas formas me ponen nervioso todas estas muestra de condolencia, estas penas colectivas, estos periodistas preguntando ¿por qué? ¿por qué? exigiendo que le pongan su nombre al campo nuevo. ¿Se lo pondrían si no hubiese muerto? ¿Es una razón de peso únicamente el haber muerto?

De todas formas, una pena.

10 de agosto de 2009, 10:35  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Lo del prguntarse por qué lo entiendo porque este hombre tenía tres razones para no tener un paro cardiaco

a) Tenía 26 años
b) Era deportista
c) Además era un deportista que pasaba controles médicos periódicos.

Resulta difícil no pensar que está pasando algo raro.

Lo de la carnavalada funeraria ya lo daba por sentado

10 de agosto de 2009, 12:26  
Blogger Deckard ha dicho...

Yo es que tampoco veo que esté pasando nada. ¿Cuánta gente con 26 años muere de un ataque al corazón? Ni idea, simplemente es futbolista y se sabe.

Leí a un cardiólogo el otro día que decía que de muchas dolencias cardíacas el primer síntoma es la muerte.

11 de agosto de 2009, 1:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal