jueves, 23 de abril de 2009

JORNADA XXII



Después del horrible disgusto del día anterior sólo una rotunda y bella victoria ante el tercer clasificado podía quitarnos el mal sabor de boca y así fue desde luego.

Las novedades en esta ocasión fueron la no alineación de Puyol (que parece consolidarse ya como lateral) y Messi. Podía preocupar especialmente la ausencia del argentino sobre todo porque su puesto lo cubría Iniesta como teórico delantero de banda, una posición donde este jugador demuestra –como haría en cualquier otra- sus grandes cualidades pero donde para mí es mucho menos vital que en la posición de interior (o media punta). Sin embargo las dudas quedaron despejadas pronto cuando se vio que el manchego en realidad iba a jugar en el centro y desde allí dejo constancia de que es uno de los mejores jugadores de España y del mundo entero. Un gol y tres asistencias, a eso le llamo yo ser decisivo.

El resto del partido sin historia, dominio absoluto ante un Sevilla que pareció salir entregado, cuatro goles que pudieron ser ocho y la primera etapa del Tourmalet superada.

El partido del Valencia se me asemeja definitivo para liquidar de una vez esta liga. Una victoria nos dejaría con una ventaja de al meno seis puntos antes de nuestra visita al Bernabeu donde dos de los tres resultados posibles nos favorecen. A ver si es verdad.

Si alguna nota negativa podría ponerle a lo de ayer sería lo mal que estuvo Etoo (al contrario que Henry que volvió a jugar a nivel londinense) y esas pijaditas que se permite el equipo en el borde de su propia área y que hace que se me ericen los pelillos de la nuca.

13 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

Ves como sois unos sosos. Espero que el Sevilla salga con la misma intensidad en el Pizjuán...

A mí me da que ganaréis la liga matemáticamente en el Bernabeu.

23 de abril de 2009, 2:41  
Blogger SisterBoy ha dicho...

A estas alturas lo que quiero es liquidar la liga lo más rápido que puedas y el hecho del paseillo o incluso de proclamarnos campeones en Charmartin es algo para mí irrelevante (aunque no te lo creas)

23 de abril de 2009, 2:54  
Blogger Deckard ha dicho...

Es que antes del Bernabeu es matemáticamente imposible. Pero si nos sacáis tres esta jornada y nos ganáis no hay más que hablar.

23 de abril de 2009, 7:44  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Lo que tenéis que hacer es ganar en Mestalla. A ver si os centráis en el partido de este fin de semana y os olvidáis del Cuernabéu. Hay que estar en lo que hay que estar.

23 de abril de 2009, 11:17  
Blogger Deckard ha dicho...

¡Aquí cada uno a lo suyo! Ahora los atléticos con el Madrid. Pon una vela a Raúl.

23 de abril de 2009, 15:02  
Blogger Deckard ha dicho...

Ups, me he saltado unas jornadas. Pero supongo que también querréis que los ganemos. Cuando perdamos la liga no sacamos ni un punto más, tenedlo en cuenta.

23 de abril de 2009, 15:04  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Zowie!! 5-1.

23 de abril de 2009, 15:09  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Buenos, hay accidentes que pueden ocurrir. Cuando uno juega contra los grandes de Europa, contra el Milán, el Manchester, el Bayern o el Racing de Santander puede verse desarbolado desde el minuto uno sin poder echarle la culpa ni al árbitro ni a los jabalíes, que habían comido demasiadas porquerías.

Dicho esto causa baja del fútbol per secula seculorum y me dedicaré a sexar nenúfares, mi verdadera vocación. Me la bufa lo que hagáis en Mestalla ambos dos. Me la bufa quién gane la Liga y el Colombino. El fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y donde siempre acabo cabreado.

24 de abril de 2009, 1:15  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Hermano, si se hubieran inventado las pastillas para que a uno le dejara de gustar el futbol las tomaría ipso facto. Este deporte podría definirse como definió la vida cierto escritor cuyo nombre no recuerdo: "sólo podemos aspirar a breves momentos de felicidad, el resto se vive en una serena desesperación".

24 de abril de 2009, 5:17  
Blogger Vargtimen ha dicho...

Bueno, el partido del miércoles fue la mejor medicina contra la turbidez de las rastreras y arrastradas victorias madridistas.
Hay maneras y maneras de ganar. Así se juega al futbol.

A ver qué hacemos esta noche en Mestalla. Xavi y Eto'o están con 4 tarjetas amarillas cada uno, así que no estaría mal que le diera descanso a alguno de los dos. Que ponga de delantero centro a Henry y a Iniesta y Messi por las bandas; no sea que algún arbitro con afán de protagonismo nos chafe el placer de ver marcar a Samuel en el Bernabeu.

25 de abril de 2009, 3:23  
Blogger SisterBoy ha dicho...

No soy muy partidario de reservar jugadores por acumulación de tarjetas salvo que en el partido en cuestión no nos estemos jugando nada lo que no es el caso. De hecho considero el de hoy más importante que el partido contra el Madrid.

Etoo y Xavi no son jugadores muy tarjeteados así que supongo que tampoco hay un peligro muy grande de que hoy salgan con una amarilla.

25 de abril de 2009, 4:43  
Blogger Vargtimen ha dicho...

Uff, vaya partido. Tenemos que dar gracias por el empate después de todo. Hasta que no ha salido Henry y se ha recompuesto el centro del campo, el Valencia nos estaba anulando y apenas teníamos ocasiones de gol.

Pero bueno, un empate en Mestalla entra dentro de lo aceptable. Ahora el Madrid está obligado a ganar al Sevilla si quiere recortar distancias, ganarle la semana que viene al Barça en el Bernabeu y esperar que volvamos a pinchar una tercera ocasión en los otros cuatro partidos (y ellos ganarlo todo).
Vamos, que tenemos que ser optimistas.

25 de abril de 2009, 15:05  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ahora voy con el post del partido y corto-pego el comment.

25 de abril de 2009, 15:15  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal