domingo, 3 de febrero de 2008

Jornada XXII



Yo nunca tuve dudas de que el Real Madrid iba a pinchar. La duda era si el Barça iba a aprovechar dicho pinchazo.

He visto el partido y esto es más preocupante de lo que yo creía. No creo que se trate ya de un problema de alineación (aunque el 4-3-3 de hoy no ha funcionado nada bien porque una vez más Iniesta ha hecho de fontanero, Márquez ha estado más pendiente de reforzar la ausencia de Puyol y Henry con su desplazamiento a la banda ha dejado al ataque sin un referente central) tampoco se trata de un problema del entrenador (por más que siga anclado en el 88 cuando sólo se podían hacer dos cambios) tampoco creo que sea un problema de jugadores (Messi hoy ha tenido un mal día, Deco ha hecho lo de toda la vida: perder balones y Bojan y Giovanni siguen siendo demasiado verdes para echarse al equipo encima, en cuanto a Ronaldinho no creo que hoy haya hecho o dejado de hacer nada que no se haya visto antes durante la temporada presente) ni siquiera un problema de actitud (el equipo estaba espoleado por la derrota previa del Real Madrid y no se pueden poner peros a las ganas que le han echado al partido).

Es un problema de que no hay más que lo que se ha visto hoy, esto es lo que tenemos y el único revulsivo que nos queda es la vuelta de Etoo cuando por fin se termine la PCA. Y si es cierto que ese es el principal problema estamos jodidos porque es un problema sin remedio.

El equipo ha empezado el partido muy bien, con el trío atacante combinando con acierto buscando el referente de Henry. El Osasuna no creaba peligro y tampoco hacía demasiad presión en el centro de campo, algo que suele matar la iniciativa del juego azulgrana.

Estas buenas sensaciones fueron decayendo pero aún así el Osasuna seguía sin inquietar y parecía que el gol era cuestión de tiempo. La gran jugada de Iniesta o ese remate fallido de Bojan al filo del descanso podían haber resultado definitivos pero de todos modos tampoco había motivos para ser pesimista.

La segunda parte en cambio ha sido desastrosa. Messi y Bojan han desaparecido, Henry seguía recibiendo balones y controlando con acierto pero el problema es que seguimos cayendo en el error de jugar sin ningún delantero centro y así los pases de Henry (o de su sustituto Giovanni) caían en el vacío. Además los errores en las entregas del balón se multiplicaban y con el centro de campo formado por un Iniesta defensivo, un Márquez haciendo igualmente de quinto defensa y un Deco fallon y blando no parecía que la segunda línea pudiera solucionar las cosas. El resultado ha sido que en este segundo tiempo las oportunidades de gol se han reducido a cero. La entrada de Ronaldinho ha sido irrelevante y la de Giovanni, como se ha explicado, en la posición de extremo ha sido tan inefectiva como la de Henry. Lo de Xavi (cuya ausencia en el equipo inicial es inexplicable salvo que el mister se haya abonado a los detractores del centrocampista que por algún misterioso motivo se han multiplicado en estas últimas semanas) se entiende simplemente como que no había otro a quien sacar (si exceptuamos al Yeti islandés).

Pues eso, que esto es lo que hay y no queda más remedio que conformarse y aguantar el chaparrón a la espera de que una buena campaña en la Champions salve la temporada. Pero quizás hay que empezar a pensar ya en la que viene.

Esta era la crónica que me estaba haciendo en la cabeza (algo que me ocurre desde que empecé con este blog) hasta el gol de Xavi que celebré como si un “belletillazo” se tratara. Menudo alivio pero…..tengo que ser coherente conmigo mismo, al final como dijo en su día Alfredo Di Stefano, todo se reduce a que la bolita entre. Los goles salvadores ayudan a maquillar muchas cosas pero al fin y al cabo sigue siendo una cuestión de suerte. Ha sido algo importante porque de arañarle un miserable punto al Madrid hemos pasado a recortarle tres y aunque seis puntos siguen siendo un abismo por lo menos ya no es el abismo de la hostia que significaban los nueve puntos.

Esperemos que sirva de revulsivo pero sinceramente lo que he visto hoy no me hace albergar grandes esperanzas.

4 comentarios:

Blogger Zar Polosco ha dicho...

Ya que el fútbol me importa tres narices hasta el día en que Luis Aragones dé la lista de convocados para el Europeo, siempre y cuando Raúl no esté en ella, me quiero centrar en lo que el blog nos supone. Es cierto que estamos blogosferizados, que estamos siempre con los ojos abiertos pensando en posibles entradas, que cuando estamos haciendo algo de lo cual pensamos hacer una entrada, estamos pensando en cómo lo vamos a contar. Lo absorbente que puede ser esto. No quiero ni pensar si tuviésemos millones de lectores y nuestras opiniones fuesen referentes.

4 de febrero de 2008, 4:47  
Blogger Deckard ha dicho...

Yo esta jornada no he podido ver nada. Pero parece que el tema de la "flor" no es exclusivo del Madrid.

A ver si la semana que viene la visita a Sevilla deja todo en nueve puntitos otra vez.

4 de febrero de 2008, 7:19  
Blogger Sisterboy ha dicho...

jejeje Zar eso me pasa desde hace mucho tiempo, desde que empece a hacer comentarios de pelis en un grupo de yahoo, ahora siempre que veo algo ya me pongo a construir la crítica en mi cabezota.

Deckard lo único que puedo decir es "objects in mirror are closer than they appear"

4 de febrero de 2008, 8:22  
Blogger Deckard ha dicho...

Yo creo que nos pasa a todos, luego te pones escribir y de repente te salta un "¿cómo era esa frase tan buena que se me había ocurrido?"...

4 de febrero de 2008, 23:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal