miércoles, 6 de noviembre de 2013

VUELVE EL HOMBRE (Y no lo digo por mí)

Hablamos mañana as usual Durante mi ausencia de dos semanas (en la que se han jugado un total de cuatro partidos ¡qué locura!) se ha agudizado la eterna cuestión de “barcos sin honra vs honra sin barcos” que tengo la sensación de que sólo afecta a los dos principales equipos del país (dudo mucho que por ejemplo periodistas y aficionados del Manchester o del Bayern se dedican a debatir sobre este tema). Admitiendo que esa dialéctica interminable puede tener alguna significación me enerva bastante que se dejen al margen unos puntos de partida que para mí parecen claros: el primero de ellos es que el equipo no puede jugar como lo hacía con Guardiola porque Guardiola ya no está, parece una perogrullada pero díganle eso a los tribuneros cules. La segunda es esa interminable queja por la falta de excelencia en el juego que preside muchos de los comentarios tras cada encuentro y que sólo pueden provenir de gente con muy pocos años de vuelo en esto del fútbol (y que suele ver en youtube el resumen de las mejores jugadas) o de jugadores empedernidos del FIFA 2013. A estos señores les diría que el 75% de los partidos son una castaña (sí, también los de la era Guardiola) y que incluso dentro de un gran partido quizás podríamos juntar unos quince o veinte minutos de ese fútbol idílico que tanto se reclama. No me extraña la desazón del Tata Martino tras haber ganado todos los partidos (excepto cuatros empates sin grandes consecuencias en las diferentes competiciones), algo que le convertiría en un seleccionador ensalzado en cualquier otro país (y especialmente en el suyo). Está claro que el equipo sigue atravesando un período de transición tras la traumática salida de Guardiola y la más traumática aún situación con Tito Vilanova pero los jugadores siguen siendo los mismos (y además con valiosas adiciones) y está claro que el progresivo amurallamiento de los equipos contrarios obligaba a buscar alternativas al tradicional juego de control y toque del equipo. Está claro también que algunos jugadores están iniciando el declive de su carrera y otros están en bajón físico o en proceso de adaptación, y mientras llega el momento en que el equipo pueda volver a encontrarse a sí mismo es mejor ir ganando partidos ¿o no? Pasando ya al encuentro de ayer me pareció ver una mejoría notable, Messi marcó por partida doble y aumentó su presencia y su influencia en el juego, la defensa estuvo perfecta (si exceptuamos alguna descolocación de los laterales a la hora de cubrir los escasos contraataques milanistas) con unos atentos y efectivos Mascherano y Piqué (gol en propia meta al margen), el centro de campo volvió a brillar con Busquets y Xavi (tengo la sensación de que finalmente será el primero el elegido para cubrir la ausencia del segundo) y con Iniesta mucho más entonado, y en cuanto al ataque aparte de la ya mencionada vuelta de Messi, Neymar prosigue su marcha ascendente (aunque con sinceridad todavía le queda camino por recorrer) y Alexis quizás no estuviera tan resolutivo como en partidos pretéritos, aunque la verdad me resulta doloroso (y casi una falta de respeto) el olvido al que se está sometiendo a mi paisano Pedrito. En fin goles, mejoría en el juego, la primera fase de la Champions encarrilada y Messi reivindicado ¿quién puede pedir más? Bueno sí, alguno parece sí pero ese que se vuelva a la play y deje el fútbol a los seres de carne y hueso.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

¡Cuatro partidos sin marcar! ¡Qué espasmos! ¡Qué sudores! ¡Cuánta zozobra! Sois un pelín exagerados, ¿no?

A falta de dos jornadas clasificados como primeros de grupo. Y, como vaticinaste, teniendo graves problemas para meter goles puesto que no tenemos un goleador específico.

7 de noviembre de 2013, 8:59  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Teneis a Diego Costa el traidor a su patria de nacimiento

7 de noviembre de 2013, 10:25  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Ver a Scolari cabreado no tiene precio. Y si alguien desprecia a la canarinha tiene todo mi aprecio.

7 de noviembre de 2013, 13:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal