martes, 1 de octubre de 2013

Flower of scotland´s ass

Si no recuerdo mal el partido de Champions disputado en Glasgow la temporada pasada fue el primero que perdimos en esta competición, el de hoy se antojaba ya de antemano como un encuentro incómodo y deslucido que había que ganar (o en todo caso empatar) y luego olvidar. El equipo salió con el tridente de ataque formado por Pedro, Neymar y Cesc, se pretendía que el jugador de Arenys tratará de suplir la ausencia de Messi y mientras intentó hacer esto tuvo el mismo resultado que cuando se intenta que haga de Xavi, posteriormente se vio que es mejor que siga haciendo de lo que es: un delantero con vocación de media punta que debe estar liberado de cualquier otra misión que no sea contribuir con sus asistencia y sus goles al juego ofensivo. Los escoceses trataron de plantear un encuentro con presión total en todo el campo, muy físico (en ocasiones excesivamente físico) y con mucha presión, posiblemente de haber abierto ellos el marcador hubiéramos vuelto a pasarlas canutas. No obstante el Barça consiguió reducir la tensión e imponer poco a poco su juego (mezclado con el ya habitual recurso alternativo del balón largo) desactivando al rival y acercándose progresivamente al área local aunque sin ocasiones claras, posiblemente faltó el desequilibrio de Messi. No obstante al finalizar el primer tiempo las sensaciones eran positivas. En la reanudación no obstante el equipo aflojó un poco el ritmo y se le notó bastante cansado y descoordinado, a este respecto la expulsión del patoso Brown fue un verdadero regalo. No obstante el Celtic tuvo un par de ocasiones clamorosas que fueron deshechas por el buen hacer de Valdés y la propia vocación de tuercebotas de los escoceses. La entrada en el campo del habitualmente enervante Alexis dio en esta ocasión resultado con una gran jugada de contraataque trepidante culminada por un golazo de Cesc. Con la incorporación más tarde de Tello el Barça ganó aún más en profundidad y se prodigaron las ocasiones incluyendo una muy clara fallada por Neymar tras otra soberbia cesión de Alexis al que me alegro mucho de incluir hoy como el jugador más destacado. En fin tres puntos en la liguilla en un campo difícil y con la guinda del empate entre el Milán y el Ajax. Qué contentos estamos y qué bonito es todo.

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Estamos muy contentos y todo es muy bonito. Es cierto. Y que dure.

Que pase el siguiente.

2 de octubre de 2013, 3:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal