sábado, 28 de septiembre de 2013

JORNADA VII

La política de rotaciones del Tata es muy defendible pero cuando esa rotación afecta a Xavi Hernández no puede uno evitar sentir calambres en el trasero. Como suele ser habitual en siempre que el cambio afecta al de Terrassa, volvió la sensación de pollo sin cabeza del juego de este equipo así como esa expresión de Cesc en plan “a mí no me contrataron para esto”. Por otro lado dichas rotaciones afectaron también a Neymar y la forzada ausencia de Mascherano trajo consigo la titularidad de Bartra. El partido empezó pues con algo de juego inconsistente, con el Almería muy cerrado atrás y el Barça sin demasiadas ideas en ataque, por fortuna apareció el jugador más desequilibrante del mundo justo para marcar la diferencia: una pared de Messi con Pedro terminó con un izquierdazo del argentino que acabó en la red. La buena noticia de la apertura de la lata se arruinó cuando Leo empezó a pedir el cambio debido a una nueva rotura femoral que posiblemente le tenga fuera del campo hasta que vuelva la liga tras el parón de dentro de una semana. La baja de Messi (que tardó bastante en ser sustituido) hizo que el equipo se descompusiera, sin el peligro permanente de la pulga en las cercanía del área y obligado además por el marcador en contra, el Almería adelantó líneas y durante buena parte de lo que quedaba del primer tiempo acogotó a un Barça que quedó momentáneamente fuera del partido. La entrada de Xavi por Messi (lo que supuso que Cesc abandonara el centro de campo y se convirtiera en el nuevo falso 9) no contribuyó a cambiar las cosas en un primer momento y lo cierto es que resultó un verdadero alivio llegar al descanso. Tras la reanudación por fin Xavi tomó el mando del encuentro y este hecho, unido a la consecución del segundo gol tras un pase de Fabregas a Adriano, hizo que el partido se pudiera dar por concluido, el equipo local no volvió a inquietar hasta casi finalizar el minuto 90 y el Barça controló el encuentro perfectamente limitándose a tocar y a buscar con calma aumentar la ventaja. Séptima victoria consecutiva y por el momento prosigue la máxima eficacia en cuanto a resultados, lo peor la lesión de Messi, la certeza de la imposibilidad de alternativas para Xavi y la baja forma de Iniesta, lo mejor Bartra que se consolida como el anhelado central de la casa que por fin pueda sustituir a Puyol. Cuando escribo esto son las 19.17 hora local, dentro de una hora y media o así empezará el derby, aunque en un principio ningún marcador nos perjudica y por mucho que la parroquia quiera una victoria colchonera yo sólo les pido un empate ¡UN PUTO EMPATE!. Veremos a ver. Son las 23.15 hora local

2 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

No hubo empate. Lo siento. Acojonado estás.

Por todas partes se habla del Barcelona y de su record. Espectacular el Barça. Grandísimo record del Barça. El caso es que yo miro la clasificación y veo a un equipo que lleva los mismos puntos que el Barcelona. No sé. Estaré mirando mal.

Ganar en el Bernabéu ya entra dentro de lo normal. Es una tradición. Nuestro himno dice -y se ve frente al balón a un equipo de verdad. Y eso es lo que somos. No es frecuente que ocurra, pero ahora sí. El Cholo es Dios y Diego Costa lleva una racha tan larga que estoy por empezar a pensar que es buenísimo.

Y cuando jugaba Casillas perdíamos. Ahora ganamos. La culpa de todo la terrible injusticia que están cometiendo con Casillas.

Y Ancelotti quédate.

29 de septiembre de 2013, 4:02  
Blogger Deckard ha dicho...

Lo de Casillas lo comenté ayer.

El mejor de la temporada estaba siendo Modric y lo sientas. Como sabes el partido que hará el Atleti nada mejor que regalarle un gol al principio para darle emoción. Si palmamos en Barna, que será lo normal si sigue esto así, supongo que el turrón no se lo comerá.

29 de septiembre de 2013, 4:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal