sábado, 19 de octubre de 2013

JORNADA YA PERDÍA LA CUENTA

Al final la vuelta al campo de Puyol después de siete meses de baja se terminó por convertir en la única buena noticia de hoy. Junto al corajudo capitán se movió de central el cada vez más sólido Bartra, flanqueados ambos por Adriano y Montoya, el lateral derecho se mostró especialmente desafortunado con graves errores en defensa y muy poco acierto en ataque, está claro que tendrá que seguir esperando su momento. En el centro de campo jugaron como de costumbre Busquets, Xavi e Iniesta que estuvo terriblemente desafortunado cada vez que intentó tirar a puerta. Por delante Pedro, Neymar y Cesc que cuajó una actuación que sin duda le hará bajar muchos enteros en la no demasiada alta estima que le tiene la afición. El equipo local no tuvo, que yo recuerde, ninguna ocasión de gol, ni siquiera un acercamiento a nuestro área con algo de peligro, y tampoco es que su defensa fuera las mil maravillas, se aplicaron los osasunistas en obstruir el juego de ataque del Barça con la misma dedicación y esfuerzo que casi todos los equipos que se enfrentan a nosotros, pero durante casi todo el encuentro los delanteros cules encontraron la manera de atravesar la muralla rojilla, el problema fue que en esta ocasión faltó la fortuna: Neymar, Bartra, Montoya o Cesc (este último de forma dolorosamente ridícula) fallaron ocasiones claras de gol que hubieran resuelto un partido no demasiado bien jugado (ni tampoco con demasiada intensidad todo hay que decirlo) pero tampoco extraordinariamente malo. Ni siquiera la incorporación de Messi pudo cambiar el enervante sino de los últimos veinte minutos. En fin alguna vez tenía que romperse la racha, lo peor es que este empate viene en el primer momento delicado de la temporada, tras la victoria merengue de hoy los de angelito se ponen a tres puntos, una diferencia que podría reducirse a cero si nos ganan el clásico de la semana que viene (algo que muy bien podría ocurrir), y eso que hace dos semanas, cuando el eterno rival iba palmando a falta de cinco minutos para el fin del encuentro, parecía ya haber tirado la liga. Qué cosas tiene el balompié. A ver si el Atlético liquida ese record franquista.

3 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

Pues sí, lo que es fútbol. Esta jornada le da un poco de turrón al italiano. A ver el sábado...

20 de octubre de 2013, 1:03  
Blogger SisterBoy ha dicho...

De no ser por el regalo gominas y el arreón de los ultimos 5 minutos ante el Levante posiblemente no se hubiese comido ni los huesitos de santo. Yo de ustedes buscaría el empate, no te preocupes, la prensa adicta lo considerará un triunfo.

20 de octubre de 2013, 1:48  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Para no ser supersticioso.

En el año dos mil once estábamos en un hotel donde se alojaba el Sevilla. Jugaba contra el Valencia a las seis. Mi hijo se hizo fotos con varios jugadores (Jesús Navas y Negredo) y con Marcelino García Toral, que era el entrenador. Le deseé suerte. Perdió el Valencia. Aquella noche jugaba el Atleti en Barcelona, contra el Barça, a las diez. Perdimos cinco a cero.

Este sábado se enteró mi hijo de que la Real estaba en un hotel muy cercano a mi casa y allá que nos fuimos. Como se conoce a todos se hizo fotos con unos cuantos (Xabi Prieto, Íñigo Martínez, Aguirretxe, Carlos Vela...). Le deseé suerte a Arrasate. Jugaban a las seis. Perdió el Valencia. El Atleti jugaba a las diez en Barcelona.

El próximo día que mi hijo me diga que quiere ir a ver a un equipo al hotel, me estudiaré el calendario.

Y a ver si el sábado empatáis.

20 de octubre de 2013, 10:57  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal