domingo, 10 de noviembre de 2013

La jornada de ayer.

Muy rápido. Está claro que no estamos jugando al nivel de otros años, pero puestos a no estar a tú nivel hay formas y formas de no estarlo, y una de las mejores es siendo líderes con tres puntos de ventaja sobre el segundo y seis sobre el tercero. Las rotaciones no perjudicaron al equipo con Bartra, Song, Cesc y Pedro a gran nivel, Montoya aceptable y Puyol muy fallón. De todso modos se trataba de un campo difícil con un equipo difícil y con un cesped apto para la agricultura. No se puede pedir más. La peor noticia la recaida de Messi, me pregunto si alguien está pensando en serio en el estado físico de este jugador o simplemente nos estamos dejando llevar por el pánico.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

El hombre se ha vuelto a ir.

Nosotros, si llegamos a ganar cero a uno estaríamos ensalzando el oficio y la solvencia de un gran equipo. Como empatamos a uno, pues hablamos de falta de ambición. ¿Empatar en Villarreal es un fracaso? Hombre, sabe a poco, y más cuando íbamos ganando. Pero, friamente, tampoco está tan mal.

11 de noviembre de 2013, 3:14  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Pues la verdad es que no hicieron un partido para tirar cohetes, y celebré mucho el gol del Villa, no me lo tengas en cuenta, sabes que estoy de su parte cuando no nos perjudica :)

11 de noviembre de 2013, 13:26  
Blogger El Impenitente ha dicho...

No te lo tomo a mal. De hecho me alegran más los goles de Villa que los de Costa. Es más, los goles que más me alegran son los de Torres.

Y a Nadal ayer le dieron poca opción, aunque a Nadal el otoño le sienta siempre muy mal. Y miedo tengo a que os deis cuenta que sin Messi tampoco pasa demasiado. Aunque el ataque de cuernos que sufriría el bote de hormona del crecimiento sería digno de verse. Todo tiene su lado bueno.

12 de noviembre de 2013, 6:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal