martes, 2 de abril de 2013

la semaine passée dans San Siro

Como de costumbre estoy demasiado enervado para extenderme, lo haré mañana

Ya es mañana. Rapidito que la actualidad vuela.

Partido loquísimo que durante su primera media hora recordó tanto a lo que ocurrió a principios del mes pasado en San Siro que el desconcierto entre la parroquia culé era palpable, maxime cuando habíamos estado escuchando una martingala continua de jugadores, técnicos y periodistas acerca de que lo del partido de ida con el Milan no podía repetirse, y hete aquí que estaba pasando exactamente lo mismo.

El equipo salió a jugar con la única novedad de Mascherano en el centro de la defensa (estuvo como de cosumbre casi impecable en la anticipación). En la delantera al final fue el elegido para acompañar a Messi y Villa en la delanetra fue Alexis en lugar de Tello que venía de reivindicarse en un gran partido en Balaidos. Resultó una decisión razonable dado que el canterano ha demostrado más valía como revulsivo que como titular y además con la ausencia de Pedro por lesión/sanción Tito (bienvenido maestro) necesitaba otro jugador peleón y físico que contribuyera a presionar arriba.

Pero repito que todo parecía un calco de lo que se vivió hace un mes: el equipo controlaba la pelota pero una vez más era un control baldío, romo, sin conseguir crear siquiera una leve sensación de peligro a excepción de algún tiro a media distancia sin demasiada pólvora. Xavi y sobre todo Iniesta, con el apoyo puntual de Messi, se desgañitaban en los bordes del área local sin conseguir nada más que toqueteo esteril y pases interiores que jamas llegaabn a su destino.  A su vez el PSG lanzaba de cuando a cuando contragolpes con bastante peligro, o al menos mucho más del que provocábamos nosotros. 

El primer gol del Barça vino merced a un extravagante pase de Dani Alves (otro gran partido del brasileño en el aspecto ofensivo combinado con un flojo balance defensivo: o sea el típico lateral del Barça) que Messi con su diabólico sentido del desmarque envió a la red. Extraordinaria noticia este gol cuando, repito, el desconcierto y la frustración empezaban otra vez a dominar a jugadores y afición. Con el marcador a favor ya podíamos seguir mareando la bola sin ningún complejo y además el PSG forzosamente tenía que abandonar su "milanismo" fomentando así lagunas en defensa que Messi estuvo a punto de volver a aprovechar. Por desgracia poco más tarde el argentino empezó a acusar molestias (no parecían demasiado graves ya que se mantuvo en el campo aunque sin intervenir en el juego) que motivaron su sustitución en el descanso. Las ultimas noticias es que no parece nada excesivamente grave y que incluso podriá estar en la vuelta de la semana que viene.

Por fortuna el marcador a favor, y por ello la ausencia de necesidad imperiosa de marcar, favorecía el juego de control del equipo que la falta de Messi no tenía por qué obstaculizar. Entró en su lugar Cesc que por desgracia no hizo nada que aumentar el ya poco aprecio que la parroquia siente por él. No obstante esto los primeros minutos de la reanudación fueron los mejores del equipo, con el PSG aturdido y dominado y con multitud de opciones ofensivas para nosotros, o al menos muchísimas más que en la primera parte. En este aspecto sí se notó la ausencia de Messi que en esta fase del partido podría haber masacrado al equipo parisino.

En lugar de ello una serie de jugadas confusas y decisiones arbitrales discutibles consiguió sacar al Barça del idílico partido que estaba disputando, un embrollo que terminó con un gol en contra tras una falta inexistente, en posición de fuera de juego y transformado por un jugador que ni siquiera tenía que haber estado en el campo.

El empate seguía siendo un buen resultado pero viendo cómo se nos había puesto el encuentro minutos antes sabía bastante a poco. En ese momento se planteaba la duda de si cementar un poco al equipo con algún jugador de centro de campo para evitar el arreón local que buscaría sin duda el gol de la victoria o por el contrario reforzar el ataque y tratar de desequilibrar de nuevo el marcador: al final se impuso nuestra filosofía de club y salió Tello por un irrelevante Villa, queríamos el gol de la victoria. Tello hizo honor a su cualidad de revulsivo y dinamizó el ataque blaugrana, el resultado fue que una internada de Alexis terminó en penalty (que sin duda lo era pero que el chileno se empeño imprudentemente en exagerar sembrando la duda en el árbitro y en el que esto escribe). Transformó Xavi con frialdad y oficio dejando un resultado que nos metía casi de lleno en semifinales.

Quedaba ya sólo dejar pasar el tiempo pero esto es algo que lamentablemente nunca sabremos hacer. Así cuando restaban sólo treinta segundos un remate sin demasiado peligro tropezó en Bartra y se coló en la portería de un Valdes que por otro lado había estado impecable toda la noche, en resumen que una vez más nos volvimos a quedar con cara de gilipollas.

Nuevamente gran resultado pero frustrante debido a todo lo que había pasado durante los noventa minutos, lo peor es que una eliminatoria en el bolsillo vuelve a convertirse en un partido de vuelta que exigirá el máximo esfuerzo, como hemos dicho Messi podría estar, el que no estará será Mascherano que se lesionó en un dramático choque con Jordi Alba con lo que nuestro punto débil de siempre (la defensa) nos deja todavía más dudas y preocupación. Esperemos que el recién llegado Tito encuentra una forma de solucionar este desaguisado zaguero aunque al menos la semana que viene saldremos al campo clasificados a priori. No es poco.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pasaréis seguro, pero no está mal que sufráis un poco y os llevéis un disgustillo de vez en cuando.

Lo de exagerar en los penaltis se ve que forma parte de la filosofía culé. Hace una semana, en el partido contra Francia, a tu paisano Pedro le hicieron uno. Si no hubiese comenzado a tirarse diez minutos antes, probablemente lo habrían pitado.

4 de abril de 2013, 0:57  
Blogger Deckard ha dicho...

Con Alexis, Pedro y Alves si no veo la pierna a dos metros del cuerpo metida en un caja con hielo suelo dudar que sea falta.

Partido cómodo del Madrid en un día de esos que un gol tonto te mete en un lío para vuelta.

4 de abril de 2013, 1:39  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Esperemos que encajen tres goles tontos

4 de abril de 2013, 10:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal