domingo, 1 de abril de 2012

Jornada XXXI

A pesar de haberse reducido la ventaja es indudable que Guardiola no piensa, a la hora de hacer sus alineaciones, en el resultado previo que haya obtenido el máximo rival, algo que, especialmente anoche, no hubiese sido posible debido a que entre el final del partido blanco y el comienzo del blaugrana pasaron apenas diez minutos.

La comunidad tenía puestas grandes esperanzas en que fuera el Osasuna uno de los obstáculos más difíciles de salvar de entre todos los que le quedaban al Real Madrid, al final como sabemos el líder solventó dicho obstáculo sin demasiadas complicaciones. Nosotros por nuestra parte nos enfrentábamos al considerado equipo más en forma de entre todos los que quedan hasta al final de liga (salvando por supuesto al que ya sabemos). No obstante lo que se vio anoche fue a dos equipos cansados (más el Atlhetic que nosotros afortunadamente) que tenían la mente más puesta en Europa que en España.

Así pues el Barça saltó al campo con las ausencias de Puyol y Xavi por rotación, la de Cesc por precaución y la de Pedro por eso que se conoce como “decisión técnica”. Las novedades fueron Adriano en el lateral izquierdo, Thiago en el centro de campo y Tello en la banda izquierda del ataque. Pronto se vio, como hemos comentado antes, que los leones habían acusado más que nosotros el duro encuentro de entresemana, faltaron muchos de sus titulares más destacados y los que quedaron en el campo incapaces de atacar y se mostraron poco expeditivos en defensa. De este modo el Barça no tardó en hacerse con el control del juego y del partido pese a lo cual hay que anotar algunos detalles no demasiado estimulantes. A su modo nuestro equipo también acuso algo del stress de las ultimas semanas, por ejemplo Messi, pese a resultar decisivo una vez más, estuvo menos chispeante que en otras ocasiones, por momentos se le notó cansado y también más exasperado de lo habitual por el sempiterno marcaje al hombre al que se le sometió durante los noventa minutos, Tello por su banda tuvo una actuación mucho menos brillante que en ocasiones anteriores, quizás se trate de un jugador que tenga más valor como revulsivo (en ese momento del partido en el que se relajan las marcas y los defensas pierden el empuje de los primeros minutos) que como jugador titular. Por su parte Thiago alterno jugadas donde dejó detalles de su prometedora técnica con otras en las que perdió una sorprendente cantidad de balones.

No obstante repetimos que el encuentro estaba completamente dominado por los locales que por añadidura crearon numerosas y claras ocasiones de gol, pero no fue hasta el minuto 40 cuando un robo de balón de Alexis (que al terminar el partido volvió a caer en el cansancio y la irrelevancia pero que hasta entonces siguió dando muestras de mejoría) acabó en los pies de Messi que sirvió magistralmente para que Iniesta rematara a puerta en un ejercicio de técnica y sangre fría, el jugador manchego volvió por cierto a ser el mejor de su equipo supliendo a la perfección la ausencia de Xavi y mostrándose al mismo tiempo muy inquisitivo en ataque.

El Atlhetic trató de reaccionar en la segunda parte dando entrada a Ander Herrera y a Muniaín pero, al poco de empezar la reanudación, Tello provocó una situación de penalty (que para seguir haciendo honor a la verdad no lo era) que transformó Messi dejando la sensación de que el partido había terminado. Los visitantes trataron de echar más leña al fuego con la incorporación de Llorente pero salvo una ocasión muy clara sacada bajo los palos por Piqué (que volvió a jugar de maravilla) no tuvo ninguna opción, el Barça por su parte (que dio entrada en la segunda mitad a Xavi, Pedro y Keita) se relajó bastante y dio muestras una vez más de cansancio pero aun así dispuso de muchas otras ocasiones de gol.

Así quedó pues solventado el que parecía el partido más duro (bueno el segundo más duro) de los que nos quedan (por más que este año hayan sido los equipos modestos los que más nos han dado problemas) en esta liga de consecución tan dudosa y podemos ya poner los cinco sentidos en el encuentro del próximo martes donde sí que nos jugamos la temporada. Allí estaremos.

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues pensaba que el Madrid iba a pasarlo mal en Pamplona y me parece que no. Será el Calderón donde empate a cero, nuestro resultado favorito.

¿De verdad Bielsa es tan bueno? En la Liga el Athletic es una calamidad. Están en la final de Copa eliminando a Mallorca y Mirandés. La Europa League, sí pero... No sé, como se ha dicho siempre de Joaquín, más bonito que bueno. Y los equipos bonitos que no suponen ningún riesgo siempre caen simpáticos.

Y el Getafe una panda de amigos. pasad y tomad algo. Estáis invitados.

2 de abril de 2012, 1:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal