miércoles, 14 de abril de 2010

JORNADA XXXI


En esta ocasión no hubo “guardiolada” (lo decimos con cariño) aunque Pep volvió a alinear a un triplete atacante totalmente canterano y reforzado además con Jeffren en posición de extremo. El centro de campo más despoblado de lo normal y la defensa contó con la participación, no demasiado habitual, de Márquez.

Me gustó mucho que el partido se iniciara con mucha tensión y muchas ganas por parte del Barça, no se notó, en esta fase del encuentro la más mínima relajación después de ganar el clásico y dar un golpe de mano en la liga. No vale la pena hablar mucho de tácticas debido al abrumador dominio del Barça y si no se llegó al descanso con cinco a cero (no es exageración) se debió a la mala fortuna aunque al menos se acabó con una ventaja mínima debida al gol de Bojan tras la enésima asistencia de Xavi.

A pesar del bonito espectáculo yo no las tenía todas conmigo. Michael Robinson, uno de los mejores comentaristas deportivos que tenemos en España, había hecho varios comentarios claves para entender lo que podía pasar en este encuentro. Dijo primero que el Depor llegaba con la comodidad de no tener nada que ganar ni que perder con este encuentro, dijo también (durante el apogeo barcelonista de la primera mitad del partido) que “el Barça había perdido ligas jugando también” y por último añadió ya en la segunda parte, que cualquier equipo por insignificante que fuese (y el Depor lo fue al menos hoy) podía tener al menos un par de ocasiones de gol. Todo esto hizo prender en la tradicional mentalidad culé (de la que al menos yo todavía no me he desprendido) estaba empezando a mascar un contratiempo.

Menos mal que en ese momento vino el golazo de Pedro (si lo hubiera metido Messi ese gol abría los telediarios de todo el mundo mañana) y poco después el de Touré para certificar un triunfo más y tachar un partido menos.

Para reseñar algo negativo decir que el equipo se adornó demasiado en un periodo del encuentro en el que el resultado era demasiado corto. También tuve, por primera vez durante esta temporada, la desagradable sensación de que Messi jugaba más pensando en la bota de oro que en marcar el segundo tanto. El argentino es jugador ambicioso y eso puede tener un efecto perjudicial. Yo me quedo con su cara de disgusto al terminar el encuentro por no haber podido marcar, es esa la ambición que nos beneficia.

Hasta el fin de semana momento en el que el Barça deberá liquidar una de las pocas cuentas pendientes que tiene Guardiola.

6 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Y se han llevado la final de Copa al Nou Camp. Lo teníamos todo preparado los amigos para juntarnos bien en Madrid, bien en Valencia. Nos han hecho la puñeta. ¿Por qué al Nou Camp?

(Ya que mi equipo pasa de la Liga, yo también. Dicen que estamos vivos en tres competiciones. ¿Estamos vivos en la Liga?)

15 de abril de 2010, 9:37  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Y con respecto al gol de Pedro, a mí estos goles que se marcan a puerta vacía nunca me han parecido para tanto, aunque se marquen desde el quinto pino. Es como los goles de golpe franco directo. Joder, que son a balón parado. Están sobrevalorados estos dos tipos de goles. Muy sobrevalorados.

15 de abril de 2010, 9:39  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Pues creo que el problema es que únicamente el Barça ofreció sus terrenos pero no he seguido mucho el asunto.

Hombre yo creo que Pedro tiró a dar e incluso a puerta vacia es algo dificil de hacer. Hay otros goles famosos más perreros como los de Zidane en la final de la Champions o el de Nayim en la de la Recopa

15 de abril de 2010, 14:10  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Hombre el de Nayim, aparte que había un portero en la portería (aunque mira que era malo Seaman. Yo creo que Peter Shilton o el Chino Banks todavía podrían jugar en la selección inglesa) está marcado en el último segundo de la prórroga de una final europea. Y eso es un valor añadido.

Y el de Zidane es un golazo. Aunque, para golazos, el que os metió Mendieta en Copa de volea tras un corner por la escuadra, por encima de Sergi.

16 de abril de 2010, 8:28  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Vaya Mendita, me acuerdo mucho de él. Otro futbolista español devorado por el insaciable Moloch del Calcio donde únicamente Luis Suarez consiguió triunfar. Y mira que han pasado años.

16 de abril de 2010, 9:19  
Blogger Deckard ha dicho...

Como te aprocechas que me fui de vacaciones. El gol de Zidane perrero!! En USA ya te hubiera demandado.

18 de abril de 2010, 0:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal