domingo, 14 de marzo de 2010

JORNADA XXV



Incluso si la cosa no hubiera salido bien (afortunadamente sí que salió bien) al menos este partido hubiera servido para que los detractores de Zlatan Ibrahimovic comprobaran cómo juega el equipo, no ya cuando falta el sueco, sino cuando falta un referente claro en ataque, el hombre que fija a los centrales y a los medios defensivos, el que crea espacios, el que recibe las pelotas largas y remata -o intenta rematar- los pases desde banda, o sea, el delantero centro.

Durante la semana previa al partido (al menos durante el tiempo en que la órbita culé no se dedicó a hacer escarnio de la eliminación madridista) se había discutido cómo suplir la falta del ariete titular. Yo daba por sentado que Henry sería el recambio aunque sólo tenía dudas de si iba a jugar por el centro o en la posición de extremo. Cuando me enteré de que el trío atacante sería Bojan, Pedro y Valdés se me cayeron los huevos al suelo.

El equipo acusó inmediatamente esta insólita alineación canterana ya que la falta de profundidad fue patente, el Valencia sin nadie que creara peligro con claridad por el centro se dedicó a tapar las bandas impidiendo la progresión de Alves por la izquierda (el brasileño apenas pudo inquietar en ataque aunque como compensación hizo un partido esplendido en defensa) y dejando sin apoyo a Pedro que, o bien perdía la pelota, o bien trataba de pasarla sin encontrar nunca rematador. Por la otra banda Bojan fracasó estrepitosamente al ser incapaz de desbordar a sus marcadores ni un sola vez, Iniesta volvió a ofrecer un partido discreto y Messi desubicado no tuvo otro remedio que retrasar su juego (como era lógico por otro lado) tratando de romper la defensa desde la posición de media punta, algo que consiguió únicamente cuando se producía algún error en la defensa valenciana.

Ante tal situación no podía suceder otra cosa que el Valencia comenzara a adelantar sus líneas, presionando el centro del campo y amenazando la portería de Valdés por más que el equipo ché se dio cuenta de que tenían más o menos el mismo problema que el Barça: la ausencia de Villa y la no inclusión en el equipo de dos de sus posibles sustitutos naturales (Joaquín y el gigante Zigig) les dejó en ataque tan romos como lo estaba siendo el equipo local.

A pesar de ello lo cierto es que en el último cuarto del primer tiempo estaba claro que el Valencia le estaba ganando la mano claramente al Barça. Estaba claro que una vez más Pep tendría que variar su costumbre de no hacer cambios hasta bien entrado el segundo tiempo y el cambio debía ser la inclusión del jugador que en mi opinión debió haber saltado al campo desde un principio.

Si el entrenador buscaba un revulsivo está claro que lo consiguió, por fortuna Henry volvió a recordar al legendario delantero gunner y se destacó con una actuación excelente, su posición en el centro del ataque dividió los marcajes y posibilitó que Messi cayera libremente penetrando por la izquierda tres veces consecutivas (dos de ellas a pase del propio Henry) y volviendo a ejercer de mejor jugador del mundo con tres goles magistrales. El Valencia por su parte acusó el duro partido de entre semana y el esfuerzo de la primera parte viniéndose abajo físicamente y tirando la toalla tras la expulsión de Maduro y después de que Valdés desbaratará una clarísima ocasión de Zigic.

El Barça volvió a mostrar dos caras, la primera bastante fea, merced al desequilibrio en el ataque y a que Iniesta atraviesa un pequeño bache de forma, me quedo con la honestidad de Pep al reconocer el error en la alineación inicial y con la prometedora resurrección de Henry (le vamos a necesitar). La defensa una vez más impecable. Lo principal es que se superó un escollo que se presumía difícil (y durante un buen rato lo fue) y se mantiene la igualdad en el primer puesto, igualdad que como mínimo hay que defender hasta afrontar el partido decisivo.

De momento el miércoles tenemos que resolver una eliminatoria si no queremos tragarnos toda la mofa y befa de la que hicimos (yo el primero) objeto al eterno rival durante los últimos cuatro días.

4 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pobres valencianistas, todos en los casales falleros viendo a su equipo y les metéis tres jugando mal y a medio gas.

Nosotros jugamos esta noche el partido clandestino con alevosía y nocturnidad. Espero que supriman pronto lo del partido del lunes.

15 de marzo de 2010, 8:06  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Una curiosidad ¿estos partidos estan fuera de quiniela? porque si están dentro menudo caramelo para una buena estafa quinielísticas

15 de marzo de 2010, 8:17  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Dentro. Ya puedes empezar a maquinar.

15 de marzo de 2010, 13:08  
Blogger Deckard ha dicho...

Todo sigue igual, igualdad de puntos, igualdad de hat tricks argentinos... A ver si esta semana se os atraganta la salida y dejamos los empates.

17 de marzo de 2010, 1:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal