miércoles, 24 de septiembre de 2008

Jornada IV



Yo creo que el Barça es mejor equipo que el Real Madrid, creo que juega mejor y que individualmente casi todos sus jugadores superan a los jugadores blancos. Pero hay algo en lo que ellos nos ganan. Al Real Madrid nadie le remonta un 2-0 a favor como nos han hecho hoy a nosotros, esas cosas NO le pasan a ellos. Y quizás por eso nos han dado con un palmo de narices los dos últimos años. Y lo peor de todo es que nadie tiene ni idea de cómo evitar que esas cosas pasen porque no es algo de ahora ni de hace cinco años. Llevo toda la vida viendo partidos que el Barça tenía ganados claramente en la primera parte y que luego entregaba miserablemente en la segunda. Es casi como una marca de su estilo. ¿Qué se puede hacer contra eso?.

El Barça inició el partido con sus líneas muy adelantadas con Xavi casi fuera del centro de campo y con Touré y Keita también muy encima del área y como de costumbre con Abidal y Alves (que en una banda tan poblada como la derecha está teniendo dificultades para abrirse paso aunque cada partido lo veo un poco más metido en el juego) echando una mano cuando podían de manera que en esta primera parte excepto Cáceres y Marquez (y Valdés naturalmente) casi todo el equipo se dedicó a pasarse por el área rival. Con esto el Barça volvía a su clásica y exitosa táctica de multiplicar las opciones de ataque: por las bandas, por el centro, tiro a media distancia, ….

El partido estaba funcionando muy bien para el Barcelona y eso que el Betis en las pocas ocasiones que tocaba la pelota parecía moverla con mucho más sentido que el resto de equipos con los que se las ha tenido que ver nuestro equipo este año. Pero las aproximaciones del equipo andaluz fueron contrarrestadas por la defensa sin grandes problemas.

Lo único que no me estaba resultando era ese cambio de posiciones entre Messi y Etoo cuando está claro que el camerunés sólo funciona en el centro del ataque (si no funciona en ese puesto no vale cambiarle a otro y menos si es un puesto en el que tiene que tocar más balón) y prueba de ello es que cuando cada uno se colocó donde debía vinieron los dos goles. De Messi no teníamos que esperar nada porque ya sabemos que en cada partido hará dos o tres jugadas de genio pero lo de Etoo esta noche ha sido una gran noticia. Ha recordado a sus mejores tiempos marcando dos tantos de puro delantero centro, esto es, jugadas de tres segundos en las que sólo vale la fuerza y el instinto. Ojala sea el principio de su recuperación.

Otra buena noticia es que tras los dos primeros goles el Barça no bajó el pistón, siguió contrarrestando los avances del Betis (que cada vez tenían más sentido) y no dejó de atacar consiguiendo sobre todo que el balón estuviera donde tenía que estar: en nuestro poder y en campo contrario. Incluso se pudo aumentar la ventaja. En eso llegó el descanso.

¿Y que pasó durante los primeros 35 minutos de la segunda parte?. Ni puta idea. Llevo viendo lo mismo tantos años y no le encuentro ninguna explicación. El equipo simplemente se paró, los delanteros dejaron de presionar y de retener la pelota y los centrocampistas (sobre todo Touré que dejó una sensación de inseguridad preocupante) empezaron a perderla. Para colmo la defensa que había funcionado aceptablemente en la primera mitad se vio totalmente superada por el ataque bético. Jugar con la defensa adelantada esta bien si tienes tú la iniciativa, pero hacerlo cuando el equipo contrario empieza a atacar masivamente es muy peligroso. Aquí empezó a notarse la ausencia de Puyol (supongo que por un asunto de rotaciones que siguen sin gustarme nada pero que con una agenda tan apretada se revela como una practica ineludible) cuya entrega, pundonor (una forma elegante de decir “cojones”) y sentido de la anticipación son imprescindibles. Nunca me ha gustado Marquez de defensa pero colocarlo como ultima barrera defensiva es un sinvivir. Y Cáceres no me da tampoco mucha sensación de confianza, al menos no la dio cuando las cosas se pusieron feas.

Lo cierto es que los dos goles beticos llegaron por lo mismo: falta de seguridad atrás (¿hay que explicar a estas alturas que hay que cerrar las putas patas en un saque de falta?). A partir de aquí aparecieron los viejos fantasmas. Yo conozco a mi Barça y sé que un empate a cero es como ir perdiendo, que ir ganando de uno es como ir empatado y que ir ganando de dos es como ir ganando de uno. Al final tuvo que ser Gudjonsen (hay que joderse) el que sacara las castañas de juego y no sólo por su “salinesco” gol sino porque devolvió un poco de determinación y seguridad al centro de campo donde Touré estaba totalmente desbordado y donde Xavi estaba desparecido. De todos modos hasta el final del partido la cosa estuvo bastante desmadrada y sólo Messi pareció tener la calma suficiente para seguir tocando la pelota con sentido e incluso darle una nueva asistencia a Bojan que el joven jugador falló lamentablemente.

Al final se salvaron los muebles pero como siempre me han salido tres canas más en este partido. No hay derecho a esto. En fin, esperemos que el Mister haya tomado nota pero una vez más ¿qué se puede hacer?

10 comentarios:

Blogger Vargtimen ha dicho...

Esperemos que Laporta comparta su tinte del pelo con todos los aficionados.

Fui ayer al Nou Camp. Los 25 primeros minutos fueron fantásticos, aunque comentábamos lo mismo que tú. La pareja de centrales Marquez-Caceres parece menos segura que la de Puyol-Piqué (o Milito cuando vuelva). Tampoco Abidal o Touré andaron muy finos.
Y desde luego Eto'o tiene mucho más peligro por el centro, beneficiándose de las genialidades de Messi e Iniesta por las bandas.

Y bueno, lo de Gudjohnsen de traca. Mira que me he metido veces con él. Mira que le he dicho de todo menos bonito. Pues ayer me tuve que comer las palabras. De hecho, después del gol nos pusimos a reivindicarlo en plan "GUDJOHNSEN CRACK!!!" "GUDJOHNSEN BALÓN DE ORO!!!" "NO SE LA PASEIS A ESE ARGENTINO BAJITO, PASADSELA A GUDJOHNSEN!!!!". Soy así de chaquetero.

24 de septiembre de 2008, 22:01  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Se ha transformado de Yeti en Legolas

24 de septiembre de 2008, 23:46  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Es lo que tiene el fútbol. Mira que he rajado de Torres o de Maniche. Y Luis Aragonés pasó en un mes de ser odiado a propuesto para ponerle nombre a la Peineta.

Me gusta el Atleti este año. Ayer estaba seguro de que ganábamos y lo hicimos. Nos empataron y no pasó nada. Tengo la sensación de que hemos vuelto.

Y se te ha olvidado comentar la noticia más trascendente desde que el mundo es mundo: el tarugo innombrable volvió a marcar y la vida vuelve a ser maravillosa. No hay nada más importante, porque no marcaba y porque ha marcado. Cuánto hacen los raulistas por fomentar y estimular el antiraulismo.

25 de septiembre de 2008, 6:18  
Blogger Deckard ha dicho...

Ya, ya, pero no paras de nombrarle. ¿Qué haréis cuando se retire?

26 de septiembre de 2008, 4:14  
Blogger SisterBoy ha dicho...

No creo que llegue a ver el momento de su retiro. Seguirá jugando cuando yo haya muerto.

Además si tal cosa sucede seguirá en el candelero como comentarista deportivo, igual que Butragueño y me imagino que con su misma facilidad de palabra :)

No soy anti Raul sino anti raulista que no es lo mismo

26 de septiembre de 2008, 6:58  
Blogger Deckard ha dicho...

Pues fíjate como está el patio con Raúl que en otro foro saltan con que es una vergüenza que celebrara el séptimo gol contra el Sporting.

26 de septiembre de 2008, 7:12  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Si lo celebró por que era el fin de una larga temporada de sequia (aunque no entiendo esa manía que tienen algunos de medir el tiempo en meses cuando en futbol se tiene que medir en partidos) pues me parece bien.

Si lo celebro porque eso significaba que habían metido un gol más que el Barça la semana anterior me parecería un detalle de muy poca clase.

Pero estoy dispuesto a pensar que se trata de lo primero

26 de septiembre de 2008, 7:17  
Blogger Deckard ha dicho...

Menos mal, pero veo que tienes a Maquiavelo a flor de piel. Si meter un gol más que el Barca a un rival es motivo de jolgorio yo ya no entendería nada.

26 de septiembre de 2008, 12:44  
Blogger El Impenitente ha dicho...

El día que se retire Raúl será el tercer día más hermoso de mi vida reciente futbolera tras las retiradas de Hierro y Cañizares. Lo malo es que no retiran nunca, que siempre encuentran algo para chupar cámara. Por cierto, ¿para qué sirve un secretario técnico de la RFEF? ¿Cuánto cobra?

Si uno marca un gol después de mucho tiempo lo normal es que respire aliviado y más si es un gol intranscendente. Pero todo lo que rodea a Raúl es cuestión de Estado y el se encarga de fomentarlo y de soliviantar y encender a todos sus amigotes periodistas. Por eso siempre me meto con él. No hay jodido telediario que no comente el tiempo que llevaba Raúl sin marcar. Hasta los de Canal 9. Tú dirás que eso demuestra su grandeza y tal y cual. Para mí sólo demuestra la miseria de lo que somos cuando a tamaño paquete se le da tanta importancia.

Pero bueno, si he de decir que Raúl es mejor que Villa, Messi, Agüero, Van Nistelrooy, Torres, Rooney, Pelé, Gerson, Rivelinho, Tostao, Zidane, Van Basten, Klinsman y Romario pues lo digo si así os quedáis tranquilos la redacción de deportes de Antena 3 y tú. Siempre desde el cariño, ¿eh?

27 de septiembre de 2008, 6:21  
Blogger Deckard ha dicho...

Pues nada, Raúl es un paquete y no ha hecho nada en su vida, vale.

27 de septiembre de 2008, 11:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal