viernes, 8 de agosto de 2008

Greates moments

Los fichajes parecen cerrados (algunos en las narices de alguien), Etoo se queda lo que convierte su descarte por Guardiola (cuando estaba claro que ni tenian oferta por él ni tenian amarrado ningún sustituto) en la primera metedura de pata del nuevo entrenador, no me apetece seguir hablando del caso Messi que tanta tonteria ha exudado. Tampoco quiero comentar las pachangas del Barcelona porque no les he puesto mucho asunto y dado que falta todavia una semana para la primera cita importante mataremos el tiempo con los juegos.

Pensaba escribir un correo con mis memorias de los J.J.O.O. tal y como hicimos con los Mundiales y la Eurocopa pero la verdad es que tampoco tengo recurdos tan vividos y además no me gusta hablar de lo que no entiendo asi que en su lugar podemos dedicarnos a poner Grandes Momentos de los J.J.O.O TACHAN A ver quien recuerda esto

2 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues yo lo recuerdo.

En el año 83, Mary Decker-Tabb, que así se llamaba pues estaba casada con el maratoniano Ron Tabb, había ganado el 1.500 y el 3.000 en el mundial de Helsinki dominando ambas carreras de principio a fin de manera fabulosa marcando un ritmo brutal y ganando a lo grande.

En el año 84, Mary Decker-Slaney (ese bigotón del vídeo que la coge es Richard Slaney, un discóbolo británico) renunció al 1.500 y se centró en el 3.000 de los Juegos de Los Ángeles. Llegó bien a la final pero allí no corrio como en Helsinki. Prefirió una carrera táctica.

Zola Budd, una niña sudafricana que se hizo británica para poder competir ya que Sudáfrica estaba excluida por aquello del apartheid. Corría descalza incluso los crosses. Una estrella emergente.

Y en esas Mary Decker se cayó. Y el linchamiento tremendo y terrible que sufrió Zola Budd hizo que ésta desapareciese casi por completo del atletismo. Mary fue buena en Helsinki y cayó bien. En Los Ángeles se ganó la antipatía de cualquier aficionado del atletismo porque no supo estar ni ser una campeona. Vanitas vanitatis.

Maricica Puica pasaba por allí y ganó. Wendy Sly segunda. ¿Qué fue del medio fondo y del fondo británico?

Y en el 1.500, Gabriella Dorio, italiana ella, casada con aquel fabuloso obstaculista como fue Francesco Panetta, campeón del mundo en Roma 87, se llevó el gato al agua flanqueada por Maricica y por Doina Melinte, rumana alta y fea de cojones que tenía la costumbre de competir pintada como una puerta o como una nadadora de la sincronizada o como una niña de la rítmica o como un putón verbenero.

¿Alguna pregunta más?

10 de agosto de 2008, 23:44  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Creo que es suficiente :)

11 de agosto de 2008, 0:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal