viernes, 27 de junio de 2008

Advierto a Rusia por tercera y última vez...



No vi los partidos contra Grecia ni contra Suecia así que la única referencia que tenía (aparte del partido que jugaron contra nosotros naturalmente) era el partido contra Holanda donde los rusos habían sujetado a las estrellas orange y luego les habían machacado al conratataque.

Así pues parecía que Rusia había impuesto su mayor presencia física y su profundidad y velocidad contra un equipo que hacía un fútbol semejante al nuestro pero ¿era esto verdad?. De Holanda sí que había visto varios partidos y, quizás porque se había puesto siempre por delante, no me pareció que jugaran como España (que se caracteriza por tratar de tener siempre la pelota independientemente de quien vaya por delante en el marcador) sino que más bien se dedicaba también a la contención y el contraataque.

De este modo se suponía que íbamos a ver a una Rusia diferente de la del partido de la primera fase y resultó que fue la misma, y nosotros también.

La primera parte (algo que ya suele ser también bastante habitual de la selección) estuvo caracterizada por la indefinición. Ambos equipos se repartieron la posesión de la pelota aunque parecía que España la subía con más sentido aunque ambos equipos se mostraron bastante romos. Villa y Torres estuvieron muy marcados de manera que en esta primera parte el ataque español, aunque subía bien la pelota hacia el área opuesta, concluía siempre en pases hacia la nada desde la banda y tiros a media distancia sin demasiado peligro.

La buena noticia es que todos los jugadores estaban a un gran nivel incluido los hasta ese momento discutidos Iniesta y Sergio Ramos que por una vez hizo un partido impecable en ataque y sin un solo error en defensa. Todos excepto Torres que tampoco tuvo hoy una buena actuación ni con el apoyo de Villa ni menos cuando se quedó solo delante. En general lo encontré torpe y precipitado.

La lesión de Villa propició la entrada de Cesc en un cambio, una vez más, discutible. Me refiero al hecho de jugar con un solo delantero (4-4-1-1) sobre todo cuando ese delantero, como se ha dicho, no tenía su mejor día pero una vez más Zapatones dio en el clavo. España conquistó el centro de campo como no podía ser menos teniendo a Senna, Xavi, Cesc, Iniesta y Silva en ese medio campo. Casi nada. España apostó una vez más por tocar el balón con sentido y profundidad y buscar el pase magistral en el borde del área (un poco al estilo Barça si me lo permiten) de una de esas combinaciones mágicas (con Iniesta que volvió a ser una vez más uno de los mejores asistentes del mundo) vino el primer gol.

A partir de ahí Rusia se fue (con perdón) directamente al carajo y España se hizo dueña del partido sin ninguna oposición haciendo del toque y de la triangulación un verdadero arte. Con Senna y Xavi haciendo de soporte (ayudado por los adelantados laterales) y con Cesc comandando el ataque y Silva e Iniesta con libertad para buscar el último pase. Si algo inquietaba en esta fase del juego era que ese dominio no se concretaba en otro gol que diera la tranquilidad. Por fin el desafortunado Torres fue sustituido por Guiza que recibió otro súper pase de Fabregas y metió el típico gol de delantero asesino: toque y desvío engañando al portero ruso como a un chino.

A partir de ahí todo terminó. Vino después el tercer gol (del que me alegré especialmente porque hizo justicia al gran Silva) como podían haber venido siete más si hubiésemos querido.

No fue el mejor partido de España que he visto aunque sí fue la segunda parte mejor que he visto en mucho tiempo. Algo que me complace además de por lo obvio porque demostró que la clase de fútbol que me gusta también puede ser competitiva y ganadora. El domingo la final. Supongo que Villa no podrá jugar y que de entrada saldremos con la misma estructura que tuvo España tras la sustitución del asturiano. Esto es con Cesc como enganche y con la posibilidad de sumar a Guiza si las cosas se ponen feas algo que espero que no sucede porque somos superiores a Alemania. Allí nos veremos.

9 comentarios:

Blogger Deckard ha dicho...

Yo creo que Cesc ha demostrado que su sitio está más arriba, para hacer de Xavi tenemos a un tal Xavi. Creo que con tantos metros por delante pierde mucha eficacia.

Por lo demás he disfrutado como un enano y creo que nos podemos merendar a los alemanes, hasta ahora no les he vista una defensa demasiado buena y si ponemos en la balanza a Lehman y ha Iker...

27 de junio de 2008, 1:34  
Blogger SisterBoy ha dicho...

No se me puede olvidar la cara de tonto de Lehman en el segundo gol de Turquia el pasado miercoles. A este tipo hay que tirarle hasta dese nuestro propio campo.

Pues todo indica que Cesc jugará por delante supongo que ayudado por Iniesta. A ver como funciona la cosa. Me da que Silva y Xavi estarán más a la contención en el centro de campo al menos hasta que el partido se rompa

27 de junio de 2008, 1:43  
Blogger Slim ha dicho...

entonces villa ya es baja seguro? que pobre. entonces espero que torres tenga un poco mas de acierto, porque es verdad que no se si por los nervios, por la lluvia, o porque llevaba las botas demasiado grandes se atabalaba un poco al intentar marcar.

de todas maneras nos queda el arquero. y silva, senna, cesc, xavi..que equipazo tenemos. que equipazo. vamos a merendarnos a alemania a pesar de todas las frases hechas del mundo mundial.

27 de junio de 2008, 1:56  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Incluso aunque el guaje consiguiera recuperarse un poco es dudoso que el mister se arriesgue a tener que hacer un nuevo cambio en la primera parte.

27 de junio de 2008, 3:56  
Blogger Realice ha dicho...

A mí no me gusta el fútbol (menos mal que el tabaco sí :P) y no vi el partido, pero acabo de ver los goles y confieso que me fascina la imagen de Cesc dando el pase del segundo gol: brazos caídos, pierna izquierda completamente inmóvil y tranquilidad de oficinista aburrido... minimalismo futbolístico, diría yo :D

http://www.cuatro.com/eurocopa/video_detalle_uefa.html?id=EUPA_2551

27 de junio de 2008, 5:26  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Ochichornia.

Torres está acelerado. Antes tenía algo que demostrar. Ahora ya no, y, sin embago, sigue revolucionado. Y el tío se mueve bien y crea peligro, pero tal como le cae el balón en los pies se convierte en un balón de rugby. Sufro mucho con Torres. Será que me fijo demasiado en él.

Hemos ganado a Italia. No sé porque no vamos a ganar a Alemania. Tenemos jugadores que no se acomplejan y no se esconden. ¿Se lesiona Villa? No pasa nada. Tenemos un equipazo, con un ambiente fenomenal y con ganas. ¿Se vive mejor sin Raúl? Indiscutiblemente.

Y habrá que ampliar el palco del Prater para que todos los figurones españoles (infinitos. En Europa no nos conocen) quepan. El Prater será un inmenso palco de honor.

27 de junio de 2008, 6:26  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Realice en el futbol, como en la vida, se produce una lucha épica entre la taruguez y la clase. Y nosotros somos la clase :)

Torres tiene una última oportunidad en la final en la que será única punta y tendrá a los mejores pasadores del mundo a su servicio. Ojalá se hinche a meter goles. Y supongo que tendremos que resignarnos a ver el partido con interrupciones que nos mostaran a cámara lenta las monerias de la familia real. En fin

27 de junio de 2008, 6:58  
Blogger Deckard ha dicho...

A mi ya no me quedan uñas, luego lo celebramos.

29 de junio de 2008, 11:13  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Hora H menos quince minutos. La cerveza y el cava enfriandose, los manises y las almendras saladas en sus cuencos. Nos vemos luego

29 de junio de 2008, 11:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal