lunes, 30 de junio de 2008

Diez segundos




España ha ganado la Eurocopa. Hacia 24 años que no llegaba a una final y 44 años que no la ganaba. Un balance muy pobre (hasta ahora pues con esta victoria somos, mira tú por donde, la segunda selección que más veces ha ganado este torneo) para un país con tanta tradición futbolistica. Las razones habría que buscarlas en otros aspectos alejados del ámbito meramente fubolistico y aunque siento aversión por esas teorías sobre “el miedo a ganar” y otras por el estilo lo cierto es que resultaba muy difícil no tener la sensación de que el problema estaba ahí. De tal modo que, a pesar de ser la mejor selección que había jugado hasta ese momento la Eurocopa, la duda estaba si los jugadores que saltaron ayer al campo lo harían ausente de los complejos y de la larga historia de calamidades que arrastraba el nombre de su selección: el no-gol de Cardeñosa, el fallo de Arconada, el penalti de Eloy, la decapitación de Michel, el no-gol de Julio Salinas, las narices sangrantes de Luís Enrique, el penalti de Raúl, el penalti de Joaquín,…

Durante los primeros quince minutos Alemania tuvo la intención de arrollar con su empuje a España y durante todo eso tiempo no se pudo hacer otra cosa que tratar de tapar el avance germano. En esa fase del partido un escalofriante descuido de Sergio Ramos nos puso a todos los pelos de punto e hizo que volvieran a surgir la duda reseñada arriba.

Pero todo terminó en cuanto que España cogió la pelota y empezó a subir con el balón jugado, las malas vibraciones si bien no se apagaron, al menos quedaron reducidas al mínimo en cuanto tuvimos la tranquilidad de que estaba pasando lo correcto, o al menos sabíamos que en todos los partidos anteriores una vez empezábamos a jugar así el gol era cuestión de tiempo. Así llegó una internada de Iniesta (que completamente liberado de tiranías de posición y marcaje y volcado en el ataque tuvo una gran actuación) que a punto estuvo de acabar en gol en propia meta y un remate de Torres al palo.

La idea del ataque español parecía o bien apoyarse en pases en profundidad a Torres (que podía intentar el remate, o retener al balón buscando devolver el pase hacia las incorporaciones de segunda línea) o bien llegar con el balón jugado por parte de alguno de los interiores buscando de nuevo un tiro o una cesión.

En el minuto 32 por fin la fórmula funcionó. Un bello pase interior de Xavi (que ayer jugó el mejor partido de su vida de principio a fin) llegó a los pies de Torres que le tiró un autopase a su marcador, le superó por rapidez y fuerza y tocó el balón por encima de Lehman. Un gol imposible tras una jugada que de haber terminado mal hubiera provocado nuevos murmullos en contra del pecoso. Pero Torres y Aragonés saben bien lo que el pecoso puede y no puede hacer. Torres es un jugador de 10 segundos todo el tiempo que necesita para fabricar un gol, como un autentico nueve. Para un espectador no habitual de fútbol (y que diablos para mí también tengo que reconocerlo) esa forma de jugar a ráfagas puede resultar irritante y poco productiva pero cuando llegan esos diez segundos no hay nadie que pueda hacerlo mejor. Y lo hizo, y cumplió, ya no tenía que hacer nada más pero siguió jugando en solitario en la punta clavando a la defensa alemana y dando sensación de peligro. Dentro de 44 años se recordara esta Eurocopa como la de “el gol de Torres” ¿Qué más puede pedir un futbolista?-

A partir de ahí los nervios no nos abandonaron del todo (los alemanes son muy putas y todo aquel que viera los mundiales del 82 y el 86 lo sabe) pero lo cierto es que, aparte de algunas oportunidades puntuales, la selección germana no daba sensación de peligro en cambio los españoles se pasaron toda la segunda parte paseándose por el campo rival, llegando al toque, merodeando el área buscando con calma y sangre fría un segundo gol que no llegó de puro milagro. Hubiera sido bonito que Sergio Ramos y Marcos Senna hubieran metido sus goles pero no lo hicieron por muy poco. Mientras tanto habían dejado el campo Cesc, Silva y Torres sustituidos por Xabi, Cazorla (que se movió mucho en la posición del extremo) y Guiza que volvió a ser la única referencia en ataque haciendo la misma labor que Torres y permitiéndose además regalar una bella cesión de cabeza que no terminó en gol por un pelo.

Así llegaron los últimos minutos. Sinceramente creo que los únicos que no estaban nerviosos eran los propios jugadores porque yo (y supongo que el resto de aficionados) estaba que no me llegaba la camisa al cuerpo pegando respingos cada vez que se fallaba una clara ocasión de gol y maldiciendo cuando se perdía la pelota. Supongo que, acudiendo de nuevo a esa mentalidad fatalista antes mencionada, no acababa de creerme lo que estaba pasando, supongo que esperaba que al final sucediera algo que diera al traste con aquello, incluso el bueno de Camacho insinuaba que “aunque llegáramos a la prórroga estábamos mejor que ellos”. Y en eso llegó el final.

Bueno, qué decir, sinceramente pensaba que me moriría sin ver esto. Pero lo he visto, España ha ganado la Eurocopa y lo ha hecho tras ganar todos los partidos de la fase final, y lo ha hecho además no sólo siendo la mejor en todos y cada uno de ellos sino además jugando un fútbol que admiro y respeto y considero una de las pocas cosas que aún merecen la pena en este ingrato deporte. Me alegro por todos y cada uno de los miembros de este equipo de estrellas pero sin una estrella pero sobre todo por un entrenador que nunca me había caído bien pero que se ganó mi respeto a raíz del affaire Raúl (y no lo digo porque yo sea anti-raulista que no anti-Raúl) por el que fue acosado de una forma inhumana (incluyendo persecuciones en coche) lo mismo que por elegir una arriesgada forma de jugar al fútbol contra la opinión de esa caverna cejijunta y cazallosa que gruñía reclamando la vuelta de la furia, el sudor sobaquero y los “ueos” y que supongo que ha contribuido también a que, a pesar de su dureza de carácter, haya tomado la decisión de no seguir con la Selección sabiendo que las santígüelas volverían a la carga al menor desliz. Que le vaya bien en Turquía, se va por la puerta grande.

Me complace por último, ver como nuestros jugadores demostraron en la celebración posterior la misma clase que demostraron durante toda la competición, me refiero al gesto de Sergio Ramos con Antonio Puerta y sobre todo el de Palop poniéndose la zamarra de Luís María Arconada, un gesto simbólico que saca a España del infierno de la autocompasión y que, unido al hecho de que era Platini el que entregaba la copa, lo convierte en algo digno de un final de película. Es una lastima que nuestra afición en ocasiones no demuestre la misma clase y que nuestra prensa jamás lo haga, y digo esto por un incidente que pensaba mencionar aquí pero que he decidido dejar para otro día. Hoy es el día de celebrar esto, la Eurocopa de 2008, cuando fuimos campeones.

8 comentarios:

Blogger Slim ha dicho...

que jodio eres sister, se me han saltado las lagrimas leyendo esta entrada.

coincido contigo punto por punto. he tenido que esperar 37 años para esto, y ha merecido la pena. hemos ganado jugando muy bien, y solo espero que nos den mas y mas alegrias como esta.

30 de junio de 2008, 2:33  
Blogger Deckard ha dicho...

Lo más importante es saber a lo que se juega, hemos jugado a mandar y lo hemos hecho. Sin importar el rival hemos jugado siempre a lo mismo.

El principio fue duro con Alemanes a todo trapo, creo que sabían que era de las pocas formas de ganar, pegando una hostia en frío. Pero como en los toros tras los primeros capotazos se empieza la faena con el toro desfogado. Creo que Sena se merecía ese gol. Otras veces no me ha gustado pero en este torneo ha sido una apisonadora para los contrarios.

Por cierto, enhorabuena a Xavi por ser elegido el jugador del torneo. Cuando juega bien da gusto verle manejar juego.

Yo a Torres no le doy 10 segundos como tú, le sobran 9. Cuando no tiene que pensar es un asesino. Si dispone de más tiempo se aturulla. Eso sí, los defensas alemanes habrán tenido pesadillas con él.

Yo supongo que Del Bosque seguirá la senda, tenemos un equipo joven y toda la gente está volcada con ellos. ¿Quién no va a soñar ahora con Sudáfrica?

Hablando del torneo en general creo que ha sido uno de los más divertidos que recuerdo. Poca especulación y muchos partidos espectaculares.

30 de junio de 2008, 3:40  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Yo también em alegro por Xavi porque está en una posición desde la que es difícil lucirse pero lo ha hecho y además marcando goles y dando pases de gol. Espero que Pep esté tomando buena nota de donde deben jugar Xavi e Iniesta.

Alguién dijo una vez que un delantero centro no necestia pensar, de hecho no necesita ser demasiado intelgiente, para pensar estan otros en el campo, el ariete debe recibir y su instinto debe decirle exactamente lo que debe hacer.

Por último señalar que algo debe andar muy mal en nuestro futbol para que gente como Pepu o Aragones se marchen tras conseguir llevar a sus respectivos equipos a las cotas más altas de la competición y luego tengan que irse de mejor o poner manera por absurdos conflctos con ejecutivos que sólo hacen lo que siempre han hecho: joder la marrana

30 de junio de 2008, 4:01  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Hemos ganado y cómo hemos ganado.

Hugo Sánchez nunca daba más de un toque al balón. No le hacía falta. Y Torres, es jugador de más de un toque, aunque a veces no lo parezca.

Le tenía yo pánico al último minuto alemán. Hemos hecho lo que no habíamos hecho nunca. A partir de ahora seremos ganadores. A partir de ahora los cuartos de final serán el principio. Se acabó la furia. Sabemos jugar al fútbol y lo hacemos mejor que nadie. No somos peores que la Holanda del 88. En dos años, a por el Mundial.

Joder, qué sensación.

Apunta también al presidente de la federación de tenis. Son los presidentes los campeones. Los jugadores y los entrenadores meros arribistas, meros usurpadores de los auténticos jornaleros de la gloria, los directivos.

30 de junio de 2008, 6:14  
Blogger quitus ha dicho...

no me gustó cierto uso/abuso del "patadon pa'rriba" y que Torres se líe la manta a la cabeza y se invente un gol el solito. (luego paso lo mismo con Güiza). Y Sergio Ramos, tampoco es que me molé mucho.
Aún así, supongo que todo eso (todas las críticas, de hecho) no sirven de nada, puesto que han ganado (y ESO es lo único que importa). ya veremos si esto ha sido solo un "apunte", si los demás equipos aprenden a "entender" como juega la selección (como parar a Xavi y en general a todo el medio del campo).......

Así pues, felicidades a todos los "agraciados"..........

30 de junio de 2008, 6:55  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Aqui está la historia de la camisa de Arconada

http://arconada.blogspot.com

1 de julio de 2008, 0:06  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Me gustaría recabar su opinión en relación con la moción de censura.

4 de julio de 2008, 7:41  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Pff no es que el tema me vuelva loco precisamente esperaremos a ver que pasa y a lo mejor aprovecho para hacer también un comentario sobre los fichajes. Me da igual si se queda o no, lleva dos años muy malos pero ha conseguido mucho también. Quizás se mejor que se vaya,

4 de julio de 2008, 7:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal