domingo, 21 de septiembre de 2008

Jornada III



Hay que ser sinceros. El ochenta por ciento de las frases más conocidas que se refieren al fútbol son una gilipollez. Sin embargo hay una –atribuida a Don Alfredo Di Stefano- que es posiblemente la frase definitiva para definir este deporte y esa frase es : “al final todo se reduce a que la pelotita entre o no”.

El Barça jugó exactamente igual que contra el Racing (y por lo que he oído también igual que contra el Numancia). La diferencia es que contra el Racing marcó sólo un gol y hoy ha marcado seis. Con lo cual los agoreros y sombríos comentaristas que ya estaban empezando a tocar a muerto ahora se tornaran en felices juglares del juego bonito.

Así es esto, lo que importan son los goles. Y no digo que no deba ser así pero en mi opinión para ganar partidos hay que jugar bien para generar oportunidades y luego claro hay que transformarlas. Pero sin lo primero no puede haber lo segundo y si tenemos lo primero lo segundo acaba llegando seguro. En fin por lo menos este baño de goles servirá para que los histéricas se calmen un poquito. Hay que reconocer de todos modos que el Sporting es una verdadera madre que tendrá muy difícil conservar la categoría.

Parece que el Barça ha encontrado un centro de campo con mucha solvencia con la fortaleza y la seguridad de Keita y Busquets que permite que Xavi e Iniesta jueguen de forma despreocupada. El manchego ha demostrado hoy que es sin duda el jugador más valioso que tiene hoy el equipo, ni Messi me parece tan imprescindible y ahí están sus dos asistencias y su gol para demostrarlo así como el hecho de que del centro de campo para delante puede jugar en cualquier demarcación aunque yo le sigo prefiriendo en la posición de media punta.

A Messi en cambio lo encuentro algo desangelado, como si no estuviera en forma claro que Messi bajo de forma vale por diez jugadores normales, de todos modos lo importante es que sigue siendo un verdadero incordio para los equipos contrarios y también un “clavadefensas”. Con Etoo en cambio da la desagradable sensación de que nadie sabe muy bien qué hacer con él, empezó jugando de delantero centro para luego caer por banda sin ninguna suerte en ambas posiciones aunque metió un gol de lo que cual me alegro. Por él y por el equipo. Dio la impresión de que en la segunda parte el puesto de ariete lo cogió Messi pero sinceramente no me gusta verlo jugar ahí. Y el débil Sporting no puede ser tomado como un referente para probar posiciones en el juego.

En fin, al menos unos días de tranquilidad. Aunque yo personalmente no estaba nervioso.

3 comentarios:

Blogger Vargtimen ha dicho...

Oh, qué bien voy a dormir esta noche.

A mí Iniesta me encanta por la banda izquierda. El año pasado por estas fechas sustituyó a Ronaldinho en su puesto y el Barça jugó mejor que en todo el año. Y de momento, lo prefiero ahí antes que a Henry.

Tengo entradas para el partido contra el Betis el próximo miércoles. Ojalá metamos otros 6.
O 7, ya puestos.

21 de septiembre de 2008, 15:27  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ya pero ponerlo de delantero de banda le limita la posición mientras que de media punta puede moverse con más libertad, vamos que sería un 4-4-2 y tan contentos.

Sinceramente creo que necesitamos otro delantero centro.

Al Betis habría que meterle 70

21 de septiembre de 2008, 15:50  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Nosotros ya ni somos noticia. Y nos espera un calendario bien facilón: Getafe, Sevilla, Barcelona, Real Madrid y Villarreal, con Liverpool y Marsella por medio. A finales de octubre líderes destacados con Maniche como mejor jugador (me paso todo el día pidiendo perdón a Maniche). Y a Ujfalusi me parece también le vamos a hacer un monumento.

22 de septiembre de 2008, 5:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal