miércoles, 9 de abril de 2008

Me sé de uno al que está noche se le ha curado el estreñimiento



Bueno gamos y ya está ¿vale?. A estas alturas de la competición ya no se puede hacer nada para arreglar el desaguisado y como dicen por aquí –y supongo que por otros lados también- estos bueyes tenemos y con estos bueyes aramos.

De todas maneras para que nos vamos a engañar, la primera parte ha sido un espanto con una fenomenal pájara que ha dominado a casi todo el equipo. El Shalke salió por supuesto a tratar de conseguir un gol que empatara la eliminatoria y durante mucho tiempo pareció que lo iba a conseguir. El Barça no paraba de perder balones (mención especial para Abidal que amenaza con ser el gran bluff de este año) y los alemanes se plantaban con peligro cerca del área cada dos por tres. La presión que ejercían en todo el campo surtía sus efectos y los azulgranas parecían dominados por un agarrotamiento que tenía más de psicológica que de físico.

No sé que hubiera pasado si el Shalke hubiera metido un gol pero afortunadamente el que marcó fue el Barça por más que fuera de una forma tan atropellada como el juego que había mantenido hasta ese momento.

Ahí terminó el partido. Los alemanes parecía que habían dado ya todo lo que tenían y en la segunda parte se vinieron abajo. Nuestro equipo mejoró bastante moviendo la pelota con más acierto con mención especial para Bojan aunque en esta fase del partido le dominó una complacencia en el ataque que tampoco es que sea muy tranquilizadora. Además no necesitamos un equipo que juegue bien cuando las cosas van bien sino uno que juegue bien cuando las cosas van mal. ¿O no?

De todas maneras tramite cumplido. Con la liga muy cuesta arriba ya sólo queda hacer un buen papel en semifinales lo que no será fácil teniendo enfrente al potente Manchester. Pero ahí estaremos.

4 comentarios:

Anonymous Dorando the Kid ha dicho...

Ya quisiera estar yo en semifinales de champions.

Aunque, bueno, está Torres que es de los nuestros. Me estoy aprendiendo el You`ll never walk alone. Me da más satisfacciones el Liverpool que el Atleti.

Y yo pediría la dimisión de Laporta independientemente de lo que haya hecho o dejado de hacer. Un presidente de un club como el Barcelona no puede subir a un estrado y empezar a gritar: al loro, al loro. Hay que cuidar las formas y tener un poco de decoro, por favor.

Cuánto daño hizo Gil al fútbol. Antes ser presidente era señal de señorío. Ahora es equivalente a gañanura, si es que esa palabra existe.

10 de abril de 2008, 2:19  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Discrpo Dorando. La verdad es que no recuerdo ninguna epoca (al menos desde que soy espectador del futbol) en el que la mayor parte de los presidentes no fueran unos patanes, demagóficos con osucuras motivaciones más alla de lo estrictamente deportivos. Seguramente los habrá pero no los conozco, seguramente porque no llaman la atención. ¿Alguien sabe como se llama el Presidente del Recreativo?

10 de abril de 2008, 5:20  
Blogger Doc Moriarty ha dicho...

Que no me los embauquen!

Querrás decir "jugando bien cuando las cosas van mal".

11 de abril de 2008, 11:59  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Coño es verdad. Voy a cambiarlo

11 de abril de 2008, 14:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal