viernes, 21 de marzo de 2008

La copa del reir



Retiro lo dicho en el pasado post sobre la copa del reír: ganarla puede ser un consuelo (triste pero consuelo al fin y al cabo) de otras decepciones durante la temporada y perderla da una rabia que te cagas.

Al empezar el partido el Barça necesitaba un gol para pasar la eliminatoria, luego cuando el Valencia metió el primero seguía necesitando uno para empatarla y dos para ganarla y cuando el equipo “che” metió el segundo seguía necesitando asimismo dos boliches. Es decir, un asunto de cifras y letras, las cifras estaban claras pero ya sabemos que jugar a contra marcador es algo que mata a los azulgranas.

El Barça salió con la defensa y el centro de campo titular con la añadidura de Gudjohnsen cumpliendo el extraño papel de mediocampista estorbo que se le ha asignado este año. Por la delantera quedaban Etoo y Bojan que casi desde el comienzo se vieron empantanados por una marea blanca de la que les resultaba muy difícil salir a flote. Aun así durante los primeros compases del partido se llegaron a producir algunas combinaciones afortunadas que no llegaron a puerta por poco, una cuestión de mala suerte supongo. Henry parece destinado a ser un Larsson de lujo porque físicamente no está para aguantar un partido entero pero al menos garantiza algo de clase en la zona del borde del área. Ronaldinho no jugó aunque estaba dispuesto a hacerlo. Está claro que, si se confirma la sospecha de que sus extrañas molestias le entran exclusivamente cuando quiere quitarse de en medio, el brasileño tiene más cara que dientes pero hasta que nos lo quitemos de encima –al precio que sea- sigue siendo un activo del equipo que hay que utilizar o al menos así lo veo yo.

Siempre se ha dicho que el Barça vive de meter más goles de los que le meten pero claro, si nos toca una temporada de sequía goleadora en la que no puedes meter muchos goles al menos hay que procurar que no te los metan a ti. El primero podría haber sido un golazo de Baraja si Valdés hubiera estado en su sitio pero como no lo estaba digamos que fue un error por nuestra parte. Lo mismo cabe decir del ridículo segundo gol valencianita y en cuanto al tercero sinceramente lo he borrado de mi memoria. Así pues los tantos de Henry y Etoo no sirvieron de nada porque tres sigue siendo más que dos.

En fin un nuevo disgusto que conviene olvidar lo antes posible (al menos no fue una catástrofe cósmica como la eliminación del año pasado) para pensar en la Champions y quien sabe si todavía en la liga ahora que el cara-caballo también se ha desentendido del equipo que le paga la alfalfa.

Cuando termine esta temporada hay que hacer una buena limpieza (y esperemos que una deseada victoria en las dos competiciones en las que seguimos vivos o al menos medio vivos no disipe este propósito) pero sobre todo hay que trabajar en la retaguardia, no ya en los jugadores que la forman sino en la táctica a emplear. Pero de eso ya hablaremos en su momento.

4 comentarios:

Blogger Doc Moriarty ha dicho...

En ese vestuario hay que entrar con salfumán y ganas de desincrustar.

O Cillit Bang.

O excavadoras.

O uniformes de las SS.

Como sea.

21 de marzo de 2008, 4:26  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ya pero de momento seguimos vivos en Champions y medio vivos en la liga y tenemos que usar lo que tenemos. Luego al final de liga será hora de hacer una reflexión que no se hizo la temporada pasada.

21 de marzo de 2008, 4:36  
Blogger Deckard ha dicho...

Parece que no aparecen mis comentarios. Nada más decía "je je", todos reímos con la copa.

22 de marzo de 2008, 18:26  
Blogger Gardagami ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

22 de marzo de 2008, 21:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal