domingo, 13 de abril de 2008

Jornada XXII



Bueno al menos, tras el mazazo del partido contra el Betis de hace un par de semanas, tenemos la ventaja de que ya hemos agotado todo el cabreo y la mala leche. Fue eso lo que ocurrió la semana pasada y es lo que ha ocurrido esta. De manera que del “HIJOS DE P_ _ _ _ HAN VUELTO A EMPATAR” se ha pasado al “¡Vaya! han vuelto a empatar!.

El Barça salió ayer, por diversos motivos con una delantera de partido contra la droga o de partido de vuelta en cada cuando en la ida se ha ganado 0-8. Como digo ha llegado la hora de la resignación y hay que salvar lo que se pueda y en esto se incluye el usar estos partidos para analizar el comportamiento del equipo. Ayer por ejemplo se pudo comprobar que el sitio natural de Etoo es el centro de la delantera donde se juega rápido y al primer toque y puede el delantero camerunés usar su instinto asesino y no en la banda done se requieren unas habilidades que este hombre no posee.

Del resto del equipo sólo faltaba Iniesta que fue sustituido por Gudjonsen como de costumbre con más voluntariedad que otra cosa. En la parte de atrás estuvieron los de siempre y se jugó más o menos como siempre incluyendo la enésima cagada de Abidal en el empate definitivo (y el que Valdés se pusiera de rodillas para suplicar perdón no sirvió de nada). No sé si lo del lateral francés es una mala racha o simplemente hemos fichado una castaña ya que sólo le he visto jugar este año. Pero hasta que se descubra la verdad quizás seria hora de dejarlo en el dique seco porque los daños están siendo demasiado graves.

Quizás lo más doloroso es la reacción del equipo tras el gol. O mejor dicho la no reacción. Aunque confieso que apenas miré a la pantalla tras el empate del Recreativo no recuerdo ninguna acción de peligro de los azulgranas en lo que restó de partido. No voy a decir que se conformaran con el empate por supuesto pero al igual que la semana pasada da la impresión de que, una vez más tras el punto de inflexión del partido perdido en Sevilla, ya dan la liga por perdida y lo que les mantiene en pie es más la profesionalidad que un autentico convencimiento de que todavía puede ganar el titulo.

Otra cosa positiva del partido de ayer es la vuelta de Messi que aunque no tuvo influencia real en lo que sucedió al menos está volviendo a tocar balón.

La esperanza de que una delantera compuesta por Etoo, Messi y Bojan (aunque los dos juegan por la misma banda lo que quizás lleva al entrenador a incluir en la alineación inicial a Henry dando luego entrada a Messi o a Bojan) con Giovanni y Henry como alternativa pueda hacer daño a los ingleses. Pero ¿cómo responderá esta defensa de morondonga nuestra a las centellas del Manchester?. He ahí la cuestión.

8 comentarios:

Blogger Guhn ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

13 de abril de 2008, 12:42  
Blogger El Impenitente ha dicho...

A nosotros nos empató el Valladolid en el último minuto. Afortunadamente no tenemos que jugar contra el Manchester.

Y la semana que viene me toca desear que gane el Madrid. Hay que joderse.

Y el Villarreal, una vez más, con cagarrinas.

Y los Vikingos, perdiendo los seis partidos que quedan, son campeones.

Y el Valencia, bien.

14 de abril de 2008, 10:23  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Una gacela no tiene que correr más que un león sino más que las demás gacelas. Pues eso, para ganar la liga no hace falta ser bueno sino menos malo que los demás.

14 de abril de 2008, 11:22  
Blogger Deckard ha dicho...

Cuando te pones lírico. Esperemos que nuestra gacela siga siendo la más rápida y a ver si Cristiano Ronaldo se gana la bota oro con los chicos del Richar.

15 de abril de 2008, 2:10  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Me ha gustado lo de la gacela aunque, para hacer referencia a la liga española mejor habría sido hablar de caracoles.

15 de abril de 2008, 5:45  
Blogger Vargtimen ha dicho...

La liga española de esta año da pena. Viendo el nivel que despliega el líder en cada partido, apaga la luz y vámonos.

Respecto a la Champions, la esperanza es lo último que se pierde. Y la fanfarronería lo penúltimo. Así que si alguien me pregunta, vamos a ganar al Manchester, porque nosotros lo valemos y porque nosotros al menos aún jugamos en Europa entre semana.

15 de abril de 2008, 10:32  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Sí que está mal la Copa que ni le dedicas una entrada a la Final.

Está tan mal que ni vi la Final. Fui a correr y, a la vuelta, mientras me duchaba y cenaba tenía la radio puesta y oí los dos primeros goles.Estaba Ana viendo no sé qué por la tele (mujeres majaderas o taradas desesperadas o similar) y me fui a la cama a leer. Cuando me despertaron las tracas y los coches pitando pense: vaya. Ha ganado el Valencia.

Pero no ha habido ambiente. En otras finales que jugó el Valencia había banderas por todas partes, la gente llevaba la camiseta y bufandas y los coches iban engalanados. Este año nada de nada de nada.

17 de abril de 2008, 12:56  
Blogger SisterBoy ha dicho...

No hay mucho que decir de un partido en el que a los diez minutos ya iba ganando dos a cero uno de los dos finalistas.

La Copa del Rey es, como se ha dicho, para equipos que no tienen ninguna otra posibilidad de ganar nada más (como en el caso del Getafe o el Valencia) o como consuelo para cuando alguno de los grandes no tiene un buen año.

No es demasiado apasionante la verdad

18 de abril de 2008, 0:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal