domingo, 6 de enero de 2013

Jornada XIX

Mis deberes como padrino (no me quejo, mi ahijada cumple años precisamente el 6 de enero) me impidieron ver el partido como Dios manda pero al menos pude disfrutar de los primeros 45 minutos donde el equipo dio una lección magistral de cómo desarticular una de esas defensas concentradas que tanto nos encontramos. Acumulando en pocos metros el talento de Cesc, Iniesta y Messi y con Pedro por fin moviéndose por el centro del ataque (donde volvió a reencontrarse con el gol) el equipo movió el balón con tal rapidez y profundidad que destrozó a los pericos en apenas media hora momento en el que dio por finalizado el encuentro. No pude ver gran parte de la reanudación pero estaba claro que el Barça ya había ganado los tres puntos. Empieza el año como terminó: con el indiscutible liderazgo en la liga hoy incluso aumentado por el tropiezo de última hora del segundo clasificado. Ahora mañana nos toca recoger un poco más de oro.        

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Fútbol es fútbol y hoy te quita lo que ayer te dio.

Respecto al oro, sin ser demasiado partidario de los premios individuales, espero que ganen el de Albacete y el de Salamanca. Por el queso y el embutido, ya sabes.

Feliz año y, con retraso, feliz cumpleaños. Capricornio rules.

7 de enero de 2013, 0:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal