jueves, 2 de febrero de 2012

The power of equality



Jugar sin Iniesta puede ser un grave inconveniente, jugar sin Iniesta ni Xavi puede ser una catástrofe sideral. La ausencia de Xavi en el encuentro de ayer parece deberse según las propias palabras del entrenador (creo que le entendí eso a pesar de mi mal catalán) a una simple cuestión de protegerle ante algunos síntomas de extenuación. El resultado no fue un mal partido de nuestro equipo, sino un partido en el que en muchas fases se notó la ausencia de gobierno en el centro de campo, de hecho durante la segunda parte hubieron largos períodos de tiempo en los que fuimos incapaces de elaborar una jugada precisamente por esa ausencia de dos de los timones del equipo.

Como suele suceder hubo otros jugadores que tuvieron que repartirse las tareas de la pareja de enanos, no pudo participar en esa labor Busquets demasiado ocupado en la lucha a cara de perro en el centro de campo contra un peligroso equipo que aunaba dureza y talento. Messi en cambio tuvo que cargar con su propio trabajo y el trabajo de Iniesta y pese a ello hizo un gran partido (penalty fallado aparte) quizás porque esta vez sí que estuvo auxiliado por Cesc que mejoró mucho actuaciones pretéritas, sobre todo en la primera parte en dónde buscó continuamente el balón (en partidos anteriores daba la desagradable sensación de que se escondía de él). Como novedades en el equipo vimos de titular a Thiago que, a pesar de la ya reseñada ausencia de Xavi, sigue sin encontrar su puesto en el equipo y además falló una gran cantidad de pases, así como Mascherano, que estuvo muy atento y en ocasiones providencial en el corte, y Cuenca, que a pesar de tener que fajarse con el gigante Mathieu en su banda, tuvo tiempo de hacer al menos una gran jugada. Y sí claro, al ser partido de Copa estaba Pinto en la portería, que además tuvo tiempo además de hacer una de las suyas saliendo de forma imprudente a despejar un balón con la mano en una zona en la que sólo se deben usar los pies. Algún malevo puede pensar que el árbitro favoreció más al Barça no expulsando al jugador que manteniéndole en el campo. Una sensación preocupante, igual que también lo es aquella otra que tuvo lugar avanzada la segunda parte cuando el árbitro le mostró tarjeta amarilla por pérdida de tiempo, ¿de verdad fui el único que deseó que le sacaran la segunda amarilla para que así Valdés pudiera jugar la vuelta?. La parroquia no confía en el gaditano y creo que el Barça hizo mal renovándole el contrato en lugar de buscar un segundo portero con más garantías.

Al margen de todo esto decir que el de ayer fue un partido intenso jugado contra un equipo muy competitivo y además en un campo indigno de una semifinal de Copa (deliberadamente indigno habría que añadir) y que el resultado fue excelente para nuestros intereses, podría haber sido mucho mejor por supuesto si Messi hubiera metido su penalty y Alves y Piqué no hubieran fallado sus claras ocasiones pero lo cierto es que nuestro equipo hizo un buen partido en defensa (en especial Puyol en su faceta de lateral así como el ya reseñado Mascherano junto con Abidal) que se tradujo en la casi ausencia de oportunidades del Valencia excepción hecha de la jugada de gol. En ataque también se jugó bien, siempre con mucha sensación de peligro. Lo menos bueno fue, repetimos, que tuvimos que jugar sin un centro de campo como estamos acostumbrados pero estoy seguro de que en el partido de vuelta con Xavi ya en su sitio las cosas mejoraran mucho, además (como el mismo Pep afirmó en rueda de prensa) el hecho de venir con un resultado bueno pero no tan bueno como en la eliminatoria provocará que se juegue con menos desidia que en aquella ocasión. O al menos eso esperamos todos.

Por último señalar el relax que se siente al ver un partido en el que por fin un empate es un buen resultado.

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues ayer me encontré con Pinto en el pasillo de mi casa. Aparte del susto natural (mira que es feo el cabrón) me sorprendió que tocase el balón con la mano y no pasase nada. Se ve que en la terreta el área del Barça va de Alicante a Castellón.

Alexis Valdés, por lo que he visto, también falló un carro de goles.

Ahora escucharé las emisoras valencianistas. Que te robe el árbitro al final siempre es una buena excusa. La vuelta no va a tener color. El Valencia se jugó la vida en Champions en el campo del Chelsea y ni se enteraron.

2 de febrero de 2012, 5:04  
Blogger SisterBoy ha dicho...

No te quejaras de que no te los hemos dejado cansaditos para el finde.

2 de febrero de 2012, 10:32  
Blogger El Impenitente ha dicho...

No me quejo, no me quejo. Agradecido. Espero que te los devolvamos hechos unos zorros.

2 de febrero de 2012, 13:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal