domingo, 13 de diciembre de 2009

JORNADA XIV



El Barça lleva una larga serie de partidos jugados con tres días de diferencia. Ninguno de ellos ha sido un paseo y la mayor parte han sido en cambio encuentros con un algo nivel de exigencia a nivel de exigencia por ganar. No se puede mantener tanta tensión de forma tan continuada y era de esperar que en un partido jugado en casa contra un rival que ha hecho hasta ahora un pobre papel en la liga las cosas se relajaran.

Pero si ese rival se llama Español de Barcelona y es además el equipo que nos ha atormentado durante los últimos tres o cuatro años en nuestra cancha las cosas no son tan fáciles. Quizás a eso responda el hecho de que quitando algunas variaciones (la obligada ausencia de Messi y los recambios de Maxwell por Abidal y Touré por Busquets) el equipo que saltó ayer al campo era practicamente el cuadro titular.

El partido (tras un primer susto a los veinte segundos del pitido inicial) adquirió la tónica acostumbrada con el equipo rondando una bien nutrida defensa visitante (defensa además que hizo un gran partido sin prácticamente ningún error). Henry volvió a hacer un buen partido en esta primera mitad atacando por banda y Zlatan siguió buscando nuevas alternativas a su posición de ariete desplazándose por ambas bandas y bajando incluso a buscar pelotas al centro. Aparte de algún remate volvió a regalar un par de asistencias magníficas que no llegaron a buen puerto. Aparte de eso hubo una gran ocasión de Pedro al interceptar un balón en la frontal del área pero su precipitación hizo que se perdiera la pelota cuando estaba totalmente solo frente a Kameni. Por otro lado el jugador canario demostró una enorme mejoría moviéndose por todas las posiciones de ataque sin buscar el desborde cuando no había posibilidad de ejecutar tal jugada (algo que se contaba entre algunos de sus deméritos) y dejando la sensación de que sigue progresando a más.

A pesar del dominio total las ocasiones escaseaban pero no había ninguna señal de que la victoria estuviera en peligro entre otras cosas porque arriba (salvo la ocasión inicial antes reseñada y un tiro lejano que Valdés desvió sin problemas)el Español, que además jugaba sin Tamudo y De la Peña, no daba muchas muestras de inquietud. El gol debía llegar más tarde o más temprano y llegó en un penalty de esos de los que nunca se podrá decir si fue o no fue a ciencia cierta (sobre todo cuando las repeticiones de la jugada son tan lamentables). Ibrahimovic adelantó al equipo con un penalty muy bien tirado en su empeño de ampliar lo máximo posible sus posibilidades de marcar, creo que este año ya lo ha hecho de todas las formas posibles inventadas en el fútbol, buena señal.Con el uno a cero y la lata abierta era cuestión de saber que sucedería en la segunda parte.

Y sucedió que pudimos ver uno de los partidos más flojos de nuestro equipo con Henry confirmando la sensación de que ya no es hombre de 90 minutos (me sorprendió que no fuera él el primer sustituido en lugar de Pedro que creo yo que podía dar mucha guerra aun) Iniesta, que en la primera parte había sido una pieza fundamental en el control de la pelota, fallando casi cada control que intentaba y con Zlatan dando creo que por primera vez algunas muestras de ese carácter difícil que algunos se temían puesto que se paso gran parte de la reanudación empeñado en batallitas contra los centrales españolistas de tal manera que al final dio la desagradable sensación de que Pep le sustituyó para que no le mostraran la segunda amarilla lo que me parece poco profesional.

Por su parte el Español sacó el orgullo y consiguió adelantar líneas sin perder nunca el gran juego defensivo que mostró durante todo el partido. Con ello logró en ocasiones hacer perder el control del partido a un Barça cansado física y mentalmente y reconozco que por momentos tuve el palpito de que se repetiría alguno de los desastres de años anteriores. De hecho decidí no ver los últimos minutos del encuentro y bajarme al chino a comparar un Aquarius, algo que no hacía desde los tiempos del final del partido de vuelta contra el Chelsea (digo lo de perderme el descuento, no lo de bajar al chino).

Por fin acabó un partido para olvidar y que conviene perdonar a un equipo al que se le esta pidiendo un enorme esfuerzo, algo que los aficionados deberíamos reconocer y aplaudir incluso en encuentros tan malos como el de ayer. En fin un partido ganado de penalty y gracias (nunca mejor dicho).

Ahora nos vamos al desierto a ganar algo que nos pertenece desde hace mucho tiempo. Allí estaremos. Les dejo con un vídeo cortesía de Vargtime

5 comentarios:

Blogger Vargtimen ha dicho...

Gracias por enlazar el video. Como puedes ver tengo un pulso envidiable. Por no hablar de que el carnet que me pasaron tenía el asiento más cerca del Tibidabo que del terreno de juego.

El partido no dio mucho de sí, pero valió la pena por poder cantarles a los del Español lo de "A Segunda oé oé".

El penalti no me pareció penalti. Hubo un agarrón de la camiseta, pero de esos que no se suelen pitar. O al menos me dio esa impresión.
Iturralde es aún más malo en vivo y en directo, pero yo encantado de ganar 1-0 y por un penalti injusto, que pica más. A saber lo que estarán diciendo Roncerdo y Guasch, jojojó.

Eso sí, el Barça tuvo unas 5-6 ocasiones claras de gol por ninguna del Español, que en toda la primera mitad no fue capaz de hilvanar ni una sola jugada fuera de su campo. Así que creo que una victoria es un resultado justo.

13 de diciembre de 2009, 4:35  
Blogger Manu ha dicho...

La verdad esq pensaba q el barça les meteria 5, sobre todo en el primer cuarto de hora, pero al final, 1-0 y de penalty injusto.

un saludo desde mi blog

14 de diciembre de 2009, 4:27  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Yo, quizás por no vivir en la Ciudad Condal, no siento tantos deseos de acribillar al Español un equipo que incluso no me caía mal hasta que lo del "tamudazo" claro. Pero desde luego tengo la certeza de que en una competición tan larga se ganaran partidos de todas las formas posibles, incluyendo "de penalty injusto".

Bienvenido al blog Manu y tomo nota del tuyo.

14 de diciembre de 2009, 9:09  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Yo creo que debe ser un orgullo para los del Español el ser odiados por los culés. Eso les da importancia. Los del Madrid ya ni nos odian a los del Atleti. Se muestran condescendientes con nosotros, los muy cabrones.

14 de diciembre de 2009, 12:03  
Blogger Deckard ha dicho...

Yo es que nunca he odiado al Atleti/Atléticos, no voy a empezar a estas alturas y menos siendo mis mejores amigos de tu mismo equipo.

Por fin hizo el Madrid un partido serio de principio a fin en esa locura de campo que es Mestalla. A pesar de todo Pellegrini volvió a repetir el error del Nou Camp. Cuando más falta te van a hacer los centrocampistas va y quita uno para sacar a un delantero, para luego deshacerlos. ¿Era para que no se mosqueara Benezemá? Por fin el francés pareció enchufado, a ver lo que duran estos signos de mejoría general del equipo despues de demostrar que puede ganar sin Kaká y CR9, además de sin Pepe (putada gorda su lesión).

Sobre el penalty del Barça poco que decir. Sobre los árbitros un poco, ¿creéis que si Garay no marca hubieran pitado penalty de Marchena? Independientemente de camisetas, saltos como ese no se pitan nunca.

15 de diciembre de 2009, 1:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal