sábado, 15 de agosto de 2015

.




Segundo partido de competición oficial en esta temporada, ya en el anterior habíamos vislumbrado las debilidades del equipo sobre todo en medio campo y defensa pero la victoria (sobre todo en las dramáticas circunstancias que se produjo en relación con el jugador que finalmente transformó el gol de la victoria) habían atenuado estas sensaciones.

 

Lo del pasado viernes ya no tiene excusa ni posiblemente enmienda, el Athletic de Bilbao nos inflingió la mayor derrota de la era de Luis Enrique y una de las más contundentes de la actual etapa del equipo. Es cierto que el marcador fue demasiado abultado para lo que se vio en el campo y que el Barça tuvo al menos tres claras ocasiones de gol que podían haber mejorado el resultado, pero nada de esto puede ocultar la desasosegante sensación de debilidad que transmitió la defensa no ya en el primer gol bilbaíno (una gilipollez de Ter Stegen que posiblemente no se volverá a repetir) sino en los otros tres tantos, incluido el absurdo penalty de Alves. Más de lo mismo se podría comentar del centro de campo hundido en la más dolorosa mediocridad y que nos hace sospechar que las ausencias provisionales de Iniesta (un futbolista con bastante debilidad física que se lesiona casi todas las temporadas) unidas a la definitiva de Xavi nos harán pasar las de Caín.

 

Supongo que el fichaje de Arda Turán contribuirá a sostener la parcela ancha del equipo y en cuanto a la defensa habrá que ver qué se hace porque la falta de colocación y contundencia de nuestros zagueros resulta verdaderamente preocupante.

 

Será casi imposible remontar esta eliminatoria, quizás sea lo mejor para quitarnos de encima de una vez esa obsesión maníaca de la recientemente renovada junta de superar los logros de Laporta y Guardiola.

 

Me imagino que las tornas cambiarán cuando el tridente ofensivo (esperamos que complementado por Pedro cuyas habilidades como cuarto delantero me resultan ahora mismo imprescindibles) esté ya en pleno rendimiento y cuando consigamos ver al auténtico equipo titular en el que esperemos que no estén muchos de los jugadores que vimos el viernes, aunque teniendo en cuenta que son los sustitutos naturales de dicho equipo titular no habrá más remedio que tragar con eso.      

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

¿Te has acostumbrado ya a ir con Mourinho?

El fútbol debiera estar prohibido en agosto. Acaban de terminar las mundiales de atletismo y tengo las pupilas tan rebosantes de emoción y de belleza que no tuve ni ganas de seguir al Atleti. Y antes fue el Tour y los mundiales de natación. Y ahora está la Vuelta (hoy ha salido de Valencia. Nos hemos bajado a verla). Y el viernes comienza el Eurobasket. La Liga empieza en dos semanas (precisamente contra vosotros). Lo bueno es que la empezamos con seis puntos.

Y se nos va Raúl García como se nos fue Miranda. Los extrañaremos.

31 de agosto de 2015, 13:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal