domingo, 3 de febrero de 2013

Jornada XXII


El Barça salió al campo con el mismo equipo (a excepción de Mascherano) con el que lo hizo hace tres día en el Bernabeu, una circunstancia que sólo se explica por la ausencia de compromisos entresemana (si exceptuamos la nueva pachanga de la Selección) y porque en el fondo esta liga parece ya sentenciada (que se lo digan al Madrid de ayer).

 

No parecía tener tan poca motivación el Valencia que salió a presionar en todo el campo aunque con la defensa bien resguardada (algo que no hizo en su reciente partido contra el Real Madrid), el resultado es que el Barça se encontró con un partido rocoso e incomodo y en el que, al contrario de lo que suele suceder, el empuje inicial del equipo contrario se mantuvo durante casi todo el encuentro de tal modo que el Barça tan solo pudo poner cerco a la meta rival en los últimos quince minutos. Lo mejor fue el empate regalado por el Valencia (la típica falta que jamás se hace en el área) que permitió nivelar un partido que de haber terminado con ventaja para los locales al llegar al descanso podía haber sido muy difícil de superar.

 

Señalar por último lo extraño de las tres sustituciones, primero la de Mascherano por Puyol que sólo puede obedecer a alguna molestia física del argentino o porque Roura estaba preocupado por la amarilla que le habían sacado al defensa (una precaución muy poco habitual en nuestro equipo), después la de Villa por Cesc cuando el partido quizás pedía más empuje en el centro de campo (además el asturiano tuvo la mala fortuna de fallar una ocasión manifiesta) y por último el de Xavi por Thiago ya casi bordeando el descuento en una maniobra que olía un poco a pérdida de tiempo (una actitud todavía menos habitual en nuestro equipo y quizás propia de un técnico que no sospechaba que iba a tener las riendas del equipo de esta manera). 

 

Al final empate justo y razonablemente satisfactorio en una competición que posiblemente quedará cerrada definitivamente a la salida de la Semana Santa. 

2 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Menos lobos, que hemos recortado. Bien es verdad que estamos empezando a dar síntomas de fatiga y tras la pachanga jugamos tres miércoles seguidos, pero no miréis tanto al tercero que hay un equipo segundo.

Respecto al Valencia, se jugaban mucho tras el cero cinco. Están necesitados de refuerzos para su autoestima y ayer salieron muy contentos. Y tienen la cuarta plaza a un punto. Están mal pero están. Como siempre.

De la Davis no hablo.

4 de febrero de 2013, 9:08  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Yo hace tiempo que deje de mirar al maligno, recuerda que yo iba con ellos cuando les ganaron por una cuestión de matemáticas

4 de febrero de 2013, 10:21  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal