domingo, 13 de enero de 2013

Jornada XIX


La liga parece ganada, no sólo por la tremenda ventaja con respecto al Real Madrid sino por la total desafección de los blancos aunque ahora mismo (en realidad desde hace ya bastante tiempo) el único rival que podría hacer a este campeonato ya encarrilado es el Atlético de Madrid.

Se abordó el partido con la única novedad de Mascherano por Puyol, de resto se repitió la fórmula de los dos delanteros (Messi y Pedro) y los dos falsos delanteros (Cesc e Iniesta) con el que el Barça de Tito parece haber encontrado la excelencia.

El Malaga, a priori un rival de peso, salió con intención de presionar en todo el campo sin limitarse a esperar en su propia área y durante unos minutos intercambio golpes e imprecisiones con los visitantes aunque al final terminó por imponerse la impresionante superioridad de los azulgrana en ataque mientras que el Malaga parecía incapaz de crear otro peligro que no viniera de algunas indecisiones y fallos en la colocación de nuestra defensa. Pero fue precisamente un fallo garrafal de la defensa malaguista lo que trajo consigo el primer gol del Barça a pies de Messi. Ahí empezó a terminarse todo.

Y todo termino de terminarse (valga la refanfurcia) cuando Messi sirvió un pase a Cesc que puso la puntilla al equipo local con un gol impecable. A partir de ahí el Barça se dedicó a jugar con su rival controlando el partido a la perfección algo que permitió disfrutar con más tranquilidad de cosas como el gran partido que cuajó Iniesta y el incomensurable partido (uno más, a ver si se enteran en la FIFA) que se marcó Busquets, el mejor jugador del mundo en su posición. En lo que quedó de encuentro pudimos ver otro gran gol de combinación de Thiago, el acorte de distancias del Malaga y cómo Alexis confirmó la teoría de que no basta estar a  solas con el portero para meter un gol. ¡Qué aburrimiento más placentero!     

3 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Habéis perdido dos puntos en toda la primera vuelta. No cuela eso de intentar engrandecer a vuestros rivales para dotar de épica a vustros triunfos. Paseo militar es poco.

Nosotros, a lo nuestro. Temporada fabulosa, con números de campeón de Liga y a once puntos del primero.

El sábado fui a Mestalla con mis dos cuñados, uno sevillista, el otro valencianista, y con mi crío, al que le gusta el fútbol ya de manera excesiva. Llorente vete ya. Michel vete ya. Qué coñazo de partido. Mi crío se lo pasó en grande. Menos mal.

14 de enero de 2013, 1:47  
Blogger SisterBoy ha dicho...

Ya veo que la cainita afición che no ha perdido su colmillo

14 de enero de 2013, 4:22  
Blogger El Impenitente ha dicho...

Los valencianistas llevan hoy un bonito cabreo encima. Y no les falta razón.

Por cierto, el Michel vete ya surtió efecto. Y se me olvidó comentarte dos cosas: Jesús Navas sería un buen fichaje y Reyes es una caricatura vergonzosa.

16 de enero de 2013, 4:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal