domingo, 23 de mayo de 2010

El mayor espectáculo del mundo



Reconozco que parte del objetivo de mi actual estancia en la capital del reino obedecía al hecho de hacerla coincidir con la final de la Champions League sobre todo debido a la alta posibilidad de que mi equipo disputara dicha final. No pudo ser como ya sabemos todos pero de cualquier manera quería asistir como mero turista desapasionado e interesado a la vez, al espectáculo de una ciudad durante el mayor acontecimiento futbolístico del año.

Aunque durante la semana precedente ya se había empezado a notar la presencia de aficionados (por primera vez la final se ha disputado un sábado algo que me parece una medida de lo más adecuada para facilitar el desplazamiento de las aficiones) la principal actividad personal en lo que este tema se refiere consistió en visitar un chiringuito que la ciudad había organizado en el parque del Retiro (al lado del monumento al diavolo).



El chiringuito estaba más bien orientado a la muchachada (concursos de pelota, videojuegos y tal) pero tenía un museo portátil interesante y un documental sobre la historia de la Champions donde la principal aportación en lo que a mi equipo se refiere fue rememorar la tragedia de Sevilla y los cuatro penalties fallados. Jejejeje....hijos de perra. Por cierto que he vuelto a ver esas imagenes después de 25 años de autocensura.

Llegado el día del partido me pasé todo el tiempo deambulando por los sitios calientes de la ciudad (basicamente Puerta del Sol y alrededores del Bernabeu). No sabría decir si había mayoría de italianos o de alemanes. Si exceptuamos algún "inocente" intercambio de latas vacias y cajas de cartón no vi ningún incidente de relevancia, una muestra más de que el fútbol ha pasado a ser patrimonio de las civilizadas clases medias. Si los finalistas hubieran sido british posiblemente hubiera sucedido lo mismo.

El partido lo vi en un bar. Yo quería que ganaran los bávaros pero no porque le guardara rencor al Inter (salvando errores arbitrales nos eliminaron con todas las de la ley) sino porque quería que Mourinho empezara su nueva etapa madridista con un fracaso.

Lo que quedó claro el pasado sábado es que dejar que un equipo como el Inter se adelante garantiza que tienes medio encuentro perdido. Los alemanes dominaron la pelota pero, tal y como nos pasó a nosotros, se estrellaron contra una buena defensa, Robben hizo un gran partido pero no pudo marcar la diferencia que sí marcó el gran estilete Milito cuyo segundo gol me parece una obra de arte del juego de ataque.

Enhorabuena. Ahora atléticos ya pueden vengarnos en la supercopa europea como nosotros trataremos de vengarles a ustedes en la supercopa española.

1 comentarios:

Blogger El Impenitente ha dicho...

Pues nada, nos vengaremos. No sé si quedará alguno en el Inter. Estarán todos en la portada del Marca prometiendo la décima.

Por cierto, ni un italiano en el Inter.

Ducanan. Qué gran hombre.

24 de mayo de 2010, 13:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal